Publicidad
Publicidad
Síguenos:
Publicidad

El perfil de la "generación dorada" del fútbol chileno

Alexis, Vidal, Isla y Medel destacan de aquel equipo que alcanzó el tercer lugar.

Bravo, Pizarro, Fernández y Valdivia también han hecho grandes carreras.

El perfil de la "generación dorada" del fútbol chileno
Publicidad

Tras clasificar a dos mundiales consecutivos, algo inédito en la historia del fútbol chileno, se instaló en el medio la discusión sobre si esta es o no la mejor generación del balompié nacional. Por estos días, con el título conseguido en la Copa América 2015, son muchos más los que creen que esta selección es la mejor de todos los tiempos.

Lejos de entrar en la polémica, en Cooperativa.cl quisimos ahondar en la denominada "generación dorada" del fútbol chileno, la que tuvo su punto de partida en el Mundial de sub 20 de Canadá 2007 en el que, de la mano de José Sulantay, se consiguió el tercer lugar del certamen, algo que nunca antes obtenido en dicha categoría.

Los nombres que se repiten en la presente Copa América de aquel certamen son cuatro: Gary Medel, Arturo Vidal, Alexis Sánchez y Mauricio Isla. A ellos hay que sumarle a dos que no pudieron estar por lesión, pero que han estado constantemente en las nóminas: Carlos Carmona y Cristopher Toselli.

Además de los ya nombrados, hay otros que han sabido brillar con luces propias y que lograron reinventarse o acoplarse, en el caso de los más jóvenes, para forma parte de una generación de jugadores dispuestos a hacer historia.

Entre los más veteranos destacan Jorge Valdivia, Jean Beausejour, David Pizarro, Johnny Herrera, Mauricio Pinilla y el capitán Cladio Bravo. Además de cuatro "sobrevivientes" del Mundial sub 20 de Holanda 2005: Matías Fernández, José Pedro Fuenzalida, Gonzalo Jara y Marcelo Díaz.

Entre los más jóvenes resaltan Eduardo Vargas, Charles Aránguiz y Eugenio Mena, además de Angelo Henríquez que disputó el último Mundial sub 20 de Turquía 2013 y que en esta Copa América por primera vez integra la nómina de la selección absoluta en una competencia oficial.

Alexis Sánchez

El 12 de febrero de 2005, con tan solo 16 años, Alexis Sánchez debutó en la Primera División del fútbol chileno defendiendo los colores de Cobreloa club en el que militó hasta mediados de 2006. Udinese de Italia puso sus ojos en el jugador y adquirió su pase, tras lo cual decidió mandarlo a préstamo a Colo Colo.

Antes de llegar al "cacique", el tocopillano ya había debutado en la selección chilena adulta. Con 17 años, el 27 de abril de 2006 reemplazó a Juan Gonzalo Lorca en un amistoso ante Nueva Zelanda y un par de meses más tarde formó parte de la gira de la Roja a Europa, donde se enfrentó a Irlanda, Costa de Marfil y Suecia. En este último encuentro deslumbró.

De ahí en más, la carrera de Alexis fue meteórica. Con Colo Colo logró dos títulos nacionales y el subcampeonato en la Copa Sudamericana 2006. Luego partió a préstamo a River Plate de Argentina donde hizo dupla con el colombiano Radamel Falcao García y bajo el alero de Diego Simeone consiguieron ganar el Torneo de Clausura 2008, la última celebración del cuadro millonario antes del trágico descenso de 2011.

Pero antes de festejar con la banda sangre, Sánchez disputó el Mundial sub 20 de Canadá. Nelson Acosta quería llevarlo a la Copa América de Venezuela 2007, pero Sulantay pujó fuerte para poder contar con el jugador y lo llevó al certamen planetario.

En Canadá, una molestia lumbar y una posterior lesión en el hombro le impidieron destacar en un certamen en el que marcó un gol y cumplió su mejor actuación en el partido de la fase de grupos ante República del Congo.

Tras su buen paso por el fútbol argentino, Udinese decidió llevarse a Italia donde no tardó en ganarse la titularidad en un equipo acostumbrado a mantenerse en la medianía de la tabla en la Serie A.

Mientras militaba en el club italiano, se transformó en pieza clave de la selección chilena que por ese entonces dirigía Marcelo Bielsa y disputó el Mundial de Sudáfrica 2010, en el que el combinado nacional alcanzó los octavos de final. Sánchez no logró deslumbrar en el certamen.

Donde si supo destacar fue en la Copa América de Argentina 2011, pero su buen rendimiento solo alcanzó para que Chile llegue a cuartos de final del certamen, donde fue eliminado por la sorprende selección de Venezuela.

Su despegue en el fútbol europeo vendría tras la Copa del Mundo. En la temporada 2010-2011, Sánchez marcó 12 goles en 28 partidos y fue la principal figura de Udinese que logró terminar en el cuarto lugar de la Serie A. El chileno, además fue elegido como el mejor jugador de la temporada, lo que le valió que un gigante del viejo continente pusiera sus ojos en él, FC Barcelona.

El tocopillano fue transferido el cuadro culé por cerca de 37 millones de euros, trasformándose en el primer chileno en vestir la camiseta azulgrana. Alexis llegaba a un equipo que de la mano de Josep Guardiola lo había ganado todo y que además tenía en sus filas al, que es para muchos, el mejor jugador del planeta: Lionel Messi.

El principio le costó un poco ganarse un lugar en el cuadro catalán, en buena parte por las lesiones que le aquejaron en su primer semestre, pero con el paso del tiempo se fue afirmando y en su segunda temporada en el club logró ganar la liga, marcando 11 goles.

A nivel individual su mejor actuación la tuvo en su tercera etapa en el club en la que se consolidó como titular indiscutido, compartiendo la ofensiva con Messi y Neymar. Alexis llegó a 21 tantos, uno de ellos un golazo a Real Madrid que dio la vuelta al mundo. Aún así, Barcelona lo declaró transferible y Arsenal de Inglaterra se quedó con la carta del jugador a cambio de 42 millones de euros.

En su primera temporada en Londres, Alexis supo ganarse el cariño de los hinchas que lo eligieron como el mejor jugador de su equipo durante la temporada en la que consiguió 25 goles en 52 partidos jugados, la mejor marca de su carrera, consiguiendo ganar la Community Shield 2014 y la FA Cup 2015.

Con la selección, en tanto, antes de la Copa América estuvo en el Mundial de Brasil 2014, certamen en el que tuvo su revancha y esta vez si logró ser vital y anotó dos goles, aunque en la definición a penales ante Brasil en octavos de final desperdició su disparo.

Arturo Vidal

Oriundo de San Joaquín, Arturo Vidal debutó el 28 de mayo 2005 con la camiseta de Colo Colo en el fútbol profesional en un partido ante Deportes Melipilla. Sin embargo, tardó más de un año en ganarse un puesto en el equipo titular y lo hizo en un semestre inolvidable para los hinchas del "cacique", que de la mano de Claudio Borghi obtuvo el bicampeonato y el segundo lugar en la Copa Sudamericana.

Con la selección chilena sub 20 destacó de sobremanera en el Sudamericano sub de Paraguay, transformándose en uno de los baluartes de la clasificación de chile al Mundial de Canadá, certamen en el que también fue importante para que el equipo alcanzara el tercer lugar. En dicho certamen Vidal anotó dos goles.

En la selección adulta debutó el 7 de febrero de 2007 en un amistoso ante Venezuela y al igual que a Alexis Sánchez, Nelson Acosta quiso llevarlo a la Copa América, pero José Sulantay lo evitó.

Tras lograr el tricampeonato con Colo Colo y disputar el Mundial de Canadá, Bayer Leverkusen puso sus ojos en el hombre que dio sus primeros pasos como defensor, pero que Sulantay ubicó en mitad de cancha en la sub 20, puesto en el que logró destacar en el fútbol europeo.

En Alemania, el chileno agarró rápidamente un puesto de titular en un equipo en el que disputó 144 partidos en cuatro temporadas en las que convirtió 21 goles y compartió camarín con jugadores como Tony Kroos, Tranquillo Barnetta, René Adler y Bernd Schneider, entre otros.

Mientras tanto, en la selección adulta se fue ganando un lugar aunque tuvo una relación de amor y odio con Marcelo Bielsa que, incluso, lo margino de algunos partidos de las Clasificatorias. Aún así, Arturo Vidal fue pieza clave en el Mundial de Sudáfrica donde jugó los cuatro partidos del combinado nacional en el certamen.

En la Copa América de 2011, el formado en Colo Colo marcó un gol y jugó tres partidos de la mano de Claudio Borghi mismo técnico con el que logró su despegue en el fútbol profesional.

Tras el certamen continental, Vidal llegó a Juventus de Italia que canceló 10.5 millones de euros para contar con el volante nacional.

En la "vecchia signora" el jugador no desentonó. En cuatro temporadas ha sumado igual cantidad de ligas italianas, además de una Copa Italia y dos Supercopas de ese país. Vidal, además disputó la final de la última Liga de Campeones, pero su equipo cayó ante FC Barcelona.

En Italia, Vidal además aumentó su cuota goleadora logrando marcar 48 goles en 171 partidos, una marca muy buena para un mediocampista. Por lo que se esperaba que brillara en Brasil 2014, pero una lesión en la rodilla lo hizo jugar mermado el certamen, aunque de todas formas cumplió.

Como mancha, en su impecable carrera, están los episodios fuera de la cancha. El 9 de noviembre de 2011, fue marginado de la selección por el entrenador Claudio Borghi, junto a sus compañeros Jorge Valdivia, Jean Beausejour, Gonzalo Jara y Carlos Carmona, debido a que se presentaron 45 minutos tarde y en un estado "indefendible", según declaró el DT a la concentración del equipo, que se preparaba para enfrentar a la Selección de Uruguay dos días más tarde.

Al "bautizazo" hay que sumarle el accidente que protagonizó en plena Copa América 2015 en Buen con su Ferrari el que conducía bajo los efectos del alcohol.

Gary Medel

La historia de Gary Medel en el futbol profesional comenzó a lo grande. El 27 de agosto de 2006 debutó con la camiseta de Universidad Católica nada menos que un clásico universitario ante U. de Chile, ese fue su único partido de ese certamen.

Al torneo siguiente, el volante agarró camiseta de titular en año que sería consagratorio para él.

Medel jugó el Sudamericano de Paraguay y posteriormente fue figura en el Mundial de Canadá con la selección sub 20, aunque la expulsión en semifinales ante Argentina manchó su gran actuación en el certamen.

Ese mismo año, en agosto, le marcó dos golazos a Universidad de Chile en un clásico, tantos con los que se ganó el cariño de la hinchada cruzada.

En la UC se mantuvo hasta el Apertura 2009, trasformándose en uno de los referentes del equipo, aunque no logró ser campeón, algo que arrastra en su carrera, donde no ha podido consolidar sus buenas actuaciones en sus clubes con un título.

A mediados de dicho año, Medel partió a préstamo a Boca Juniors club en el que se mantuvo hasta 2011. Su actuación más recordada data del 25 de marzo de 2010 cuando marcó los dos goles del triunfo por 2-0 sobre River Plate en La Bombonera en el Superclásico del fútbol argentino. El chileno, además, fue expulsado por agredir a Marcelo Gallardo quien también vio la cartulina roja.

De la mano de Marcelo Bielsa, Gary Medel tuvo otro gran debut. Por las Clasificatorias rumbo a Sudáfrica 2010 se estrenó con dos goles sobre Bolivia, uno de ellos de "chilena". De ahí en más no soltó más la camiseta de titular, aunque desempeñándose como central y no como volante como lo hace en sus clubes.

En el Mundial africano, el oriundo de Conchalí fue uno de los jugadores con mejor rendimiento de la Roja en la fase de grupos. El duelo por octavos de final ante Brasil, sin embargo, no lo pudo disputar, pues quedó suspendido por recibir dos amarillas en sus tres primeros encuentros.

En la Copa América de Argentina 2011 volvió a destacar, pero en el partido válido por los cuartos de final ante Venezuela termino expulsado.

Tras dicho certamen, Medel fue transferido a Sevilla de la Primera División española, club en el que se transformó en pieza fundamental, pero en el que acumuló muchas cartulinas rojas en las tres temporadas en las que estuvo en el club, lo que inclinó la decisión de venderlo en 2013 a Cardiff City de la Premier League.

En Inglaterra jugó 34 partidos, pero terminó siendo uno de los pocos jugadores rescatables de un elenco que terminó perdiendo la categoría.

Tras su paso por el fútbol inglés, el ex UC jugó el Mundial de Brasil en el que volvió a alzarse como figura y quedó en la memoria de los hinchas por haber jugada desgarrado el partido ante el "scratch" por los octavos de final, pese a lo que tuvo un notable rendimiento.

Tras la Copa del Mundo, Inter de Milán contrató a Medel para cubrir la plaza dejada por el argentino Esteban Cambiasso y el jugador ha respondido a cabalidad, aunque por estos días el cuadro "lombardo" está lejos de ser el gigante de Europa de hace no muchos años.

Mauricio Isla

Oriundo de Buin, Mauricio Isla hizo las divisiones inferiores en Universidad Católica, pero nunca llegó a debutar en la Primera División del fútbol chileno. El lateral saltó a la fama al ser uno de los mejores jugadores de Chile en el Mundial sub 20, demostrando que podía jugar en varias posiciones.

Segundo capitán del equipo tras Carlos Carmona, disputó los siete partidos de Chile en el certamen y tuvo su partido consagratorio ante Nigeria, duelo que terminó igualado sin goles en los 90 minutos por lo que se resolvió en la prórroga en la que los nacionales se impusieron por 4-0 con dos goles de Isla.

Su gran actuación en Canadá despertó el interés de Udinese de Italia que se lo llevó de inmediato. En su primera temporada no tuvo mucha continuidad, pero en la segunda se consolidó como titular y de a poco se fue transformando en uno de los mejores de la Serie A en su posición.

En ese periodo vino su consolidación en la selección absoluta. De hecho debutó el 7 de septiembre de 2007 con la Roja, es decir, antes de jugar un solo minuto como jugador profesional, pues su estreno en Udinese fue recién en diciembre del mismo año.

En las Clasificatorias rumbo a Sudáfrica 2010 se fue ganando un lugar hasta que se adueñó de la banda derecha lo que le valió ir al Mundial donde jugó los cuatro partidos de Chile en dicho certamen. Con el paso del tiempo, se fue transformando en uno de los nombres insustituibles en la selección.

Al año siguiente jugó la Copa América de Argentina 2011, donde disputó tres de los cuatro compromisos. El choque ante Perú se lo perdió por problemas físicos.

En la temporada 2010-2011 fue fundamental para que Udinese logre el cuarto lugar en la liga, con Alexis Sánchez como gran figura, lo que le valió al equipo clasificar a la fase previa de la Liga de Campeones aunque ahí no pudieron ante Arsenal. En la Europa League llegaron solo a cuartos de final.

Pero la mejor temporada de Isla en Europa fue la 2011-2012. Junto con Antonio di Natale, el chileno se transformó en la principal figura de un equipo que logró un histórico tercer lugar en la Serie A, aunque una cruda lesión lo marginó de las canchas los últimos meses del torneo.

El gran rendimiento mostrado por el lateral motivó que Juventus, campeón vigente en Italia, comprara al nacido en Buin para que dispute el puesto con el suizo Stephan Lichtsteiner, a quien nunca logró ganarle el puesto.

El 2014, Isla disputó su segundo Mundial adulto en Brasil y fue titular indiscutido jugando los cuatro partidos de la selección chilena en dicho torneo en el que la Roja llegó a octavos de final.

Tras dos temporadas en Turín sin poder ganarse un lugar en el equipo, el jugador fue enviado a préstamo a Queens Park Rangers donde fue habitualmente titular, pero en la recta final del torneo perdió terreno en un equipo que acabó perdiendo la categoría.

El remanente de Holanda 2005

José Sulantay llevó a Chile a dos mundiales sub 20 consecutivos. En el primero Chile llegó a octavos de final y de esa selección son cuatro los futbolistas que forman parte del plantel de la Copa América y de estos dos son titulares cabales: Marcelo Díaz y Gonzalo Jara, aunque este último se perdió los últimos duelos por suspensión.

A Díaz le costó explotar. Arrancó como lateral en Universidad de Chile, pero tras partir a préstamo a Deportes La Serena, Víctor Hugo Castañeda lo ubicó en la mitad de la cancha. En su regreso a la tienda laica se encontró con Jorge Sampaoli que lo transformó en el eje del mediocampo del equipo que ganó la Copa Sudamericana 2011.

El reinventado jugador se ganó así un lugar en la selección y su paso al fútbol europeo, primero a FC Basilea de Suiza y luego a Hamburgo de Alemania.

Jara, en tanto, surgido de las divisiones inferiores de Huachipato, fue traspasado a Colo Colo el 2007. En el cuadro albo, si bien jugó varios partidos nunca terminó por consolidarse hasta que en 2009 emigró a West Bromwich Albion de Inglaterra. Después pasó a Brighton & Hove Albion y luego a Nottingham Forest, ambos de la segunda división inglesa. Por estos días, Jara milita en Mainz 05 de Alemania.

Pese a no lograr consolidarse del todo en sus clubes, el defensor se ha transformado en indiscutible en la selección Chilena, desde la época de Nelson Acosta, a tal punto que es el cuarto jugados con más presencias con la Roja con 80 partidos disputados.

Matías Fernández era la figura del equipo en Holanda 2005, lo que ratificó al año siguiente cuando se transformó en el único jugador chileno en ser elegido mejor de América jugando en un equipo nacional. Sin embargo, su paso de Colo Colo a Villareal de España no fue lo que todos esperaban y tras dos años sin brilla partió a Sporting de Lisboa donde destacó más, lo que le valió ser transferido a Fiorentina, donde hoy es pieza fundamental.

En la selección chilena siempre ha destacado, aunque pasó de ser un indiscutido con Marcelo Bielsa y Claudio Borghi a ser solo una alternativa para Jorge Sampaoli. En los Mundiales, sin embargo, no ha podido destacar. En Sudáfrica sumó pocos minutos, mientras que en Brasil quedó al margen por una lesión.

Por último, José Pedro Fuenzalida también salió de esa camada. Debutó el 2004 en Universidad Católica y, tras un breve retiro del fútbol retornó para fichar en Colo Colo, luego partió a préstamo al O'Higgins para después regresar al "cacique" donde logró consolidarse, pese a que el club no atravesaba por su mejor momento. Su rendimiento, le permitió ser traspasado a Boca Juniors lo que le valió, además, ganarse un lugar en el plantel que disputó el Mundial de Brasil 2014.

Los hombres de experiencia

Varios son los jugadores de la selección chilena que no tuvieron la posibilidad de formar parte de ninguno de los procesos de José Sulantay, pues son mayores que los ya mencionados. Sin embargo, este grupo de jugadores estuvo encargado de llevar la experiencia.

El que más destaca en este sentido es el portero y capitán Claudio Bravo. Debutó el año 2003 con la camiseta de Colo Colo y al año siguiente integró el plantel que jugó la Copa América de Perú 2004, torneo en el que disputó un partido.

En 2006, dejó el fútbol chileno y partió a Real Sociedad de España donde tardó una temporada en ganarse la titularidad, pero una vez que lo hizo no la soltó más y se fue transformando en uno de lo mejores portero de la liga hispana, tanto así que en 2014 pasó a FC Barcelona, club con el que ganó el certamen local siendo titular, además de la Liga de Campeones y la Copa del Rey, aunque en estos torneos no jugó.

En la selección chilena es hombre récord. El jugador con más partidos en la historia y el único futbolista en ser capitán en dos mundiales diferentes.

Jorge Valdivia es otro que resalta de este grupo. El formado en Colo Colo comenzó a deslumbrar con la camiseta de Universidad de Concepción y luego de un fugaz paso por Suiza y España retornó a Macul donde fue campeón en el Torneo de Apertura 20006.

Palmeiras puso sus ojos en él y se lo llevó a Brasil donde cumplió grandes jornadas y se transformó en ídolo de la hinchada. Dejó el club para emigrar a Al Ain de Emiratos Arabes, donde estuvo tres temporadas, para luego retornar al "verdao".

Su calidad dentro del campos es indiscutida, sin embargo Valdivia ha protagonizado varios episodios fuera del gramado que lo han tenido alejado por varios periodos de la selección chilena, pese a esto el ex Colo Colo jugó los Mundiales de Sudáfrica y Brasil, además de tres Copa América.

Jean Beausejour, por su parte, con Marcelo Bielsa se transformó en un hombre importante en el combinado nacional, algo que, pese a los cuestionamientos logró mantener desde la llegada de Jorge Sampaoli.

El jugador nacional es el único que ha podido marcar goles en dos Mundiales distintos, lo hizo en Sudáfrica, ante Honduras, y en Brasil, ante Australia.

Formado en Universidad Católica, Jean pasó por varios clubes, incluyendo Gremio de Brasil antes de su despegue definitivo con la camiseta de O'Higgins desde donde partió a América de México donde dio el salto al fútbol inglés. En 2014 volvió a Chile, para sumarse a las filas de Colo Colo.

El más veterano es David Pizarro, volante surgido de la cantera de Santiago Wanderers y que fue adquirido por Udinese de Italia que lo mandó a préstamo a Universidad de Chile.

Tras su estadía en la tienda azul, el "porteño" volvió a la Serie A y lo hizo de gran manera, razón que lo hizo pasar por grandes clubes de Italia como AS Roma, Inter de Milán y Fiorentina, donde juega actualmente. Esto además de un paso por Manchester City de Inglaterra.

Con Chile debutó en 1999 y el 2000 ganó la medalla de bronce en lo Juegos Olímpicos de Sidney. Se transformó en un Baluarte en el mediocampo, pero las constantes indisciplinas de sus compañeros lo hicieron renunciar. Con Sampaoli volvió, pero no fue al Mundial de Brasil 2014, quizás el único torneo que le falta por disputar en su gran carrera.

Otro que ha tenido un amplio recorrido en Italia es Mauricio Pinilla, con pasos por Inter de Milán , Cagliari, Palermo, además de Celta de Vigo de España, Sporting de Lisboa y otros clubes de ligas menores de Europa, hoy juega en Atalanta.

El formado en Universidad de Chile estaba llamado a ser el sucesor de Iván Zamorano en la selección, pero nunca logró consolidarse, en gran parte por su comportamiento fuera de las canchas. Tuvo casi nulas opciones con Bielsa, pero con Jorge Sampaoli se ganó un lugar en las nóminas y fue al Mundial de Brasil, donde es y será recordado por mandar el balón al palo en el último minuto de la prórroga ante el "scratch".

Francisco Silva también puede ser considerado dentro de este grupo por sus 29 años. De gran desempeño en Brasil 2014 casi quedó al margen de la Copa América por su poca continuidad en Club Brujas de Bélgica, su segundo equipo en Europa tras pasar por Osasuna de España.

Por su parte, José Rojas, que ha jugado toda su carrera en Universidad de Chile, excepto por un paso por Independiente de Avellaneda, fue el capitán del elenco azul que ganó la Copa Sudamericana y el tricampeonato. Por la selección jugó el Mundial de Brasil 2014.

Dos hombres de vasta experiencia, son los encargados de cuidar las espaldas de Claudio Bravo. Se trata de Johnny Herrera y Paulo Garcés. El primero, ídolo en Universidad de Chile donde conquistó la Copa Sudamericana. El segundo ha militado en los tres grandes de Santiago, pero el gran nivgel de sus compañeros de puesto no le ha permitido ser titular cabal en alguno de estos elencos, pese a sus grandes actuaciones cuando le ha tocado jugar.

Los jóvenes también destacan

Los más chicos del plantel de la selección chilena también han jugado un rol importante en el equipo. Eduardo Vargas y Charles Aránguiz son titulares indiscutidos en el equipo de Jorge Sampaoli, mientras que Eugenio Mena ha perdido un poco de terreno.

El delantero, debutó en primera división en Cobreloa y luego pasó a Universidad de Chile donde brilló y consiguió la Copa Sudamericana de 2011 siendo la principal figura de equipo. Napoli de Italia puso sus ojos en él y se lo llevó, aunque ahí el ariete no logró destacar.

En Gremio de Porto Alegre y Valencia de España, clubes donde partió a préstamo y logró un mejor rendimiento que llamó la atención de Queens Park Rangers que se lo llevó cedido a la Premier League donde no tuvo la continuidad esperada.

Por Chile, se ha sabido ganar un lugar y es el goleador de era Jorge Sampaoli. Jugó el Mundial de Brasil 2014 y marcó un gol, además de ser el goleador de la última Copa América de Chile 2015.

Chales Aránguiz, también salió de Cobreloa y tras pasar por Cobresal, Colo Colo y Quilmes de Argentina se consolidó en la U donde obtuvo tres títulos nacionales y la mencionada Sudamericana de la mano de Jorge Sampaoli, con quien se ha sabido ganar un lugar en el equipo titular, incluso marcando un gol en Brasil 2014.

Por su parte, Eugenio Mena, proveniente de Santiago Wanderers también brilló en el equipo que conquistó el título internacional el 2011, lo que le valió ser pretendido por Santos de Brasil donde llegó el 2013, para pasar a Cruzeiro tras disputar el Mundial de 2014.

Los otros tres, Miiko Albornoz, Felipe Gutiérrez y Angelo Henríquez están realizando sus primeras armas en la competencia internacional europea, por lo que se han ganado sus primeras oportunidades en la selección que dirige Jorge Sampaoli.

Publicidad
Publicidad

Publicar en su sitio