La final de la Copa América Centenario se juega con el recuerdo vivo del festejo de Chile en 2015

La selección nacional hizo historia en Santiago al coronarse por primera vez campeón del certamen.

Foto: Photosport La final de la Copa América Centenario se juega con el recuerdo vivo del festejo de Chile en 2015
Llévatelo:

Era el 4 de julio de 2015 y el país estaba expectante. Chile era anfitrión de la Copa América y tenía la oportunidad de consagrar a una generación dorada disputando la final del torneo ante Argentina, potencia futbolística que venía con la intención de reivindicarse tras caer ante Alemania en la final del Mundial de Brasil 2014.

Los nacionales, dirigidos en ese entonces por Jorge Sampaoli, llegaban a la definición tras quedar líderes del Grupo A, por sobre Bolivia, Ecuador y México, y dejando en el camino a Uruguay, con el polémico dedo de Gonzalo Jara a Edinson Cavani, y a Perú en una reñida semifinal.

Los argentinos, por su parte, llegó a la instancia decisiva tras liderar el Grupo B, sobre Paraguay, Uruguay y Jamaica, y eliminando en penales a los colombianos y con una goleada de 6-1 a los guaraníes en la semifinales.

Con el antecedente, los albicelestes llegaban en calidad de favoritos a la capital de Chile, cargando el peso de la tradición ante una escuadra que buscaba justamente eso, romper la historia y dejar la copa en casa.

El pitazo del colombiano Wilmar Roldán dio paso a un cotejo cerrado, donde la emoción y la táctica predominó por sobre el buen juego, en una lucha con dos equipos parejos que no se hicieron daño por 90 minutos.

Una definición de infarto

Con el alargue en marcha, el rigor táctico desapareció y tanto Chile, con una llegada en solitario de Alexis Sánchez, y Argentina, con una oportunidad clara desperdiciada por Gonzalo Higuaín, tuvieron la opción de romper la paridad y evitar la tanda de penales, que, a pesar de ser una lotería, parecía ser el recurso más justo para definir al campeón.

Desde los doce pasos, Matías Fernández, ausente en Estados Unidos por lesión, disparó con clase y marcó el primero. Lionel Messi, reluciente este año, empató sin problemas; Arturo Vidal le devolvió la ventaja a Chile e Higuaín fue villano enviando el balón a las nubes.

Charles Aránguiz, con la responsabilidad de aprovechar el fallo del ariete argentino, estableció el 3-1, mientras que Ever Banega, titular este domingo con la albiceleste, sucumbió ante la presión. Finalmente Alexis Sánchez, con una osadía tremenda, concretó la obtención de la primera Copa América para Chile.

Este domingo la Roja de todos tiene la oportunidad, nuevamente, de la mano de una gran generación de jugadores, de escribir otro capítulo grande en su historia futbolística, cuando se midan nuevamente ante este adversario, que busca revancha, en la final de la Copa América Centenario.

Podrás seguir todos estos pormenores en la transmisión de Al Aire Libre en Cooperativa y en Cooperativa.cl