El equipo paralímpico ucraniano pidió ayuda para detener la guerra

Esperan que los apoyos se traduzcan en medidas que frenen la barbarie.

El equipo paralímpico ucraniano pidió ayuda para detener la guerra
Llévatelo:

Valeriy Sushkevych, presidente del Comité Paralímpico de Ucrania, el seleccionador de esquí Andriy Nesterenko y el esquiador Grigorii Vovchynskyi lanzaron este jueves un mensaje pidiendo "ayuda para detener la guerra" que se está librando en su país tras la invasión rusa que dura ya quince días.

Desde Beijing, donde se encuentran participando en los Juegos Paralímpicos de invierno, la delegación ucraniana alzó su voz para pedir "ayuda" y que la solidaridad que están mostrando todos los países del mundo con ellos se traduzca en medidas que frenen la barbarie.

"Soy el capitán del equipo, nací en Ucrania y amo a mi país, pero son tiempos difíciles y todo lo que estoy viviendo en la distancia debe detenerse ahora. No es vida para Ucrania, no es vida para nuestros hijos, no es futuro para todo el mundo. Todos los que lo vieron deben hacer algo. Por favor, cierren el cielo sobre Ucrania", dijo el esquiador Grigorii Vovchynskyi.

El presidente del Comité Paralímpico de Ucrania, Valeriy Sushkevych, dijo que el "minuto de solidaridad" que se guardó este jueves en los Juegos Paralímpicos de Pekín es para "las miles de personas, incluidos niños y personas con discapacidad, que están viviendo esta situación".

"Hoy toda la humanidad civilizada mira con solidaridad esta terrible guerra en nuestro país, pero quiero preguntarles por su papel. Si la humanidad es civilizada no debe pasar por alto esto y debe detener la guerra en mi país. Debe haber un entendimiento de que los niños, las personas y las mujeres deben vivir, no morir", confesó.

En esa línea se mostró el seleccionador de esquí Andriy Nesterenko, que pidió "un apoyo inmediato, no más tarde, para detener la guerra".

"Sabemos que la situación es terrible. Muchas ciudades grandes ya están destruidas. Por ejemplo, soy de Kharkiv, y muchas personas ya no tienen la posibilidad de volver a sus pisos porque sus casas particulares ya están destruidas", concluyó.