Atenas 2004

El fútbol argentino pagó su deuda y atrapó el oro olímpico

La selección albiceleste obtuvo por primera vez la medalla de oro, al vencer por 1-0 a Paraguay en la final del balompié en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, con gol de Carlos Tévez.

Argentina ya puede contar que es campeón olímpico en el fútbol, el único logro que le faltaba a su selección, que este sábado pagó la deuda con un triunfo sobre Paraguay, por 1-0, en la final de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

 

El gol de la victoria para los albicelestes fue anotado por el delantero Carlos Tévez, a los 18 minutos.

 

La esperada celebración argentina se desató con el pitazo final en el Estadio Olímpico de Atenas. (Foto: EFE)

Argentina logró esta medalla dorada de la mejor manera que podrían haber soñado quienes estuvieron cerca de ella en Amsterdam 1928 y Atlanta 1996 (plata en ambas ocasiones): con seis victorias sobre igual cantidad de partidos, 17 goles, la valla imbatida y Tévez, goleador del torneo con ocho tantos.

 

El equipo dirigido por Marcelo Bielsa fue a Atenas decidido a conseguir el oro, por lo que reclutó un plantel de alto nivel que respondió plenamente a las expectativas.

 

Dominio de la situación en todos los partidos, ideas claras, libertad para la creación, independencia individual, espíritu colectivo y una total actitud ofensiva fueron algunas de las virtudes del conjunto albiceleste para esta conquista inapelable.

 

Con la inspiración de Tévez

 

En el choque contra Paraguay, que llegó disminuido por la baja de su astro José Saturnino Cardozo, Argentina desde el comienzo marcó terreno, se adueñó del balón y a los 18 minutos abrió la cuenta con un toque sorpresivo de Tévez, que dejó sin opción al portero Diego Barreto tras un centro desde la derecha lanzado por Mauro Rosales.

 

El elenco guaraní poco pudo hacer para neutralizar a su rival y sólo tuvo ocasión de acercarse al corazón del área argentina un par de veces en la primera parte, casi sin crear peligro.

Christian González maneja el balón ante la marca del paraguayo Emilio Martínez, quien fue expulsado. (Foto: EFE)

 

En la segunda mitad, el cuadro adiestrado por Carlos Jara Saquier decidió jugar más adelantado, con Edgar Barreto y Diego Figueredo un poco más conectados, pero Argentina no soltaba el balón.

 

Además, ese mayor afán en ataque de Paraguay corría el riesgo de convertirse en un arma de doble filo, pero no tenía otra opción.

 

Incluso la situación se facilitó aún más para Argentina con las expulsiones de Emilio Martínez (66'), por una agresión a Andrés D'Alessandro, y de Figueredo (82'), por doble amonestación.

 

Así, los hombres de Bielsa tuvieron no menos de cinco ocasiones para ampliar un marcador que no se movió, lo cual mantuvo la incertidumbre en el Estadio Olímpico de Atenas hasta el minuto final.

 

Argentina cumplió su sueño y, aunque perdió, Paraguay también lo hizo, pues los guaraníes nunca habían subido al podio en unos Juegos, en ninguna disciplina deportiva.

 

Estadísticas

 

Argentina 1: Germán Lux; Fabricio Coloccini, Roberto Ayala, Gabriel Heinze; Luis González, Javier Mascherano, Christian González, Andrés D'Alessandro; Carlos Tévez, Mauro Rosales y César Delgado

(76' Clemente Rodríguez). DT: Marcelo Bielsa.

 

Paraguay 0: Diego Barreto; Emilio Martínez, Carlos Gamarra, Julio Manzur, Celso Esquivel (76' Julio González); Aureliano Torres, Edgar Barreto (71' Ernesto Cristaldo), Julio Enciso (62' Osvaldo Díaz), Diego Figueredo; Pablo Giménez y Fredy Bareiro. DT: Carlos Jara Saquier.

 

Gol: 1-0: 18' Tévez.

 

Amarillas: C. González (A); Gamarra, Manzur, Figueredo, Torres y J. González (P).

Expulsados: 66' Martínez (P), por agresión a D'Alessandro; 82' Figueredo (P), por doble amonestación.

 

Arbitro: Kyros Vassaras (Grecia).

Estadio Olímpico de Atenas.

-