Todas las Noticias de Universidad de Chile Todas las Noticias de Coquimbo Unido Todas las Noticias de Universidad Catolica Todas las Noticias de Colo Colo Todas las Noticias de Palestino Todas las Noticias de Unión Española Todas las Noticias de Deportes Iquique Todas las Noticias de Everton Todas las Noticias de O'Higgins Todas las Noticias de Ñublense Todas las Noticias de Huachipato Todas las Noticias de Cobresal Todas las Noticias de Copiapó Todas las Noticias de Audax Italiano Todas las Noticias de Cobreloa Todas las Noticias de Unión La Calera

El tobillo nos privó de una Final Soñada: La historia de la medalla de bronce de Fernando González en Atenas 2004

El Bombardero de la Reina tuvo una maratónica e histórica jornada en Grecia

Foto: Iconsport El tobillo nos privó de una Final Soñada: La historia de la medalla de bronce de Fernando González en Atenas 2004

Chile venía de ser campeón del mundo por equipos en el tenis los años 2023 y 2004, por lo mismo, pese a lo siempre difícil que es deporte de alta competencia, los Juegos Olímpicos de Atenas abrían esa chance de medalla a Fernando González y Nicolá Massú.

Y el camino que condujo a tan histórico logró no estuvo exento de dificultades, e incluso se ensañó con el 'Bombardero de la Reina' que en el cuadro principal era el décimo sexto cabeza de serie, cuando parecía que todo conducía a la gloria, luego de haber superado en sus dos partidos iniciales y sin conceder ningún set al local Konstantinos Economidis y el coreano Hyung Taik Lee. Que luego replicó en un partidazo de octavos de final ante Andy Roddick con un doble 6-4, con lo que eliminó al segundo preclasificado y empezaba a crecer la ilusión.

El tobillo nos privó de una final soñada

En cuartos de final el Feña debió medirse ante otro cabeza de serie, el francés Sébastien Grosjean, que era el octavo favorito. Aunque eso no le importó a Fernando González que cedió su primer set, pero terminó llevándose la victoria por 6-2; 2-6 y 6-4. Un paso más y ya estaba en la final.

Pero fue justamente ese paso, mal dado, el que privó a Chile de una final soñada, ya que el entonces dirigido por Horacio de la Peña, en la segunda cancha en importancia de recinto olímpico de tenis, le ganó sin dificultad alguna el primer set al estadounidense Mardy Fish. Y en la segunda manga el marcador estaba igualado a dos, pero se notaba más sólido a González, y allí fue cuando pisó indebidamente, se dobló el tobillo, y su físico se debilitó considerablemente.

El trámite del partido cambió radicalmente, sin su pie derecho en plenitud, Fish terminó ganando al Bombardero de la Reina por 3-6; 6-3 y 6-4. Y dolió aún más porque Nicolás Massú en paralelo le ganó a Taylor Dent y se metió en la final, que pudo ser entre chilenos, se aseguraba el oro de inmediato, pero esa torcedura quiso hacer todo más dramático.

Un héroe más para Atenas

Fernando González ha reconocido en más de una oportunidad que la derrota le golpeó duro y anímicamente lo dejó muy mal, hasta pasó por su mente acusar la severa lesión de su pie derecho ante la organización, dado que ese sábado 21 de agosto también tenía que jugar la final del dobles junto a Nicolás Massú ante Alemania. Pero estando en la villa olímpica observó como una equitadora ganó la medalla de bronce y rompía en llanto por tal logro. El Feña entendió que alcanzar una presea tenía un alto valor, y decidió que él también daría lucha por ganarla.

El estadounidense Tylor Dent estaba consciente que González tenía su tobillo a mal traer, pero quedó perplejo cuando el chileno, con un amor propio gigante, superó el dolor y ganó el primer set 6-4. Aunque las molestias, y el cansancio, volvieron, Dent ganó el segundo set cómodamente 6-2.

González se sentó en la silla, miró a lo alto, y salió, sin importar su tobillo a hacer historia. El juego siguió emparejado punto a punto. No había tie break. Set largo. El marcador estaba 14-13 para el norteamericano y González con su saque salvó dos puntos de partido.

Allí supo que nada lo detendría en su objetivo. Empató a 14. Quebró de inmediato a Dent, y sirvió por la gloria. 16-14. Tres horas y 26 minutos le llevaron en la tierra de los héroes es instalarse en el olimpo. La medalla de bronce era suya, a pesar de no tener prácticamente tobillo. Su alegría fue evidente y se dio cuenta que luego tenía que jugar la final del dobles, pero esa preocupación podía esperar, el triunfo y la medalla de bronce había que  saborearla.