Todas las Noticias de Universidad de Chile Todas las Noticias de Deportes Iquique Todas las Noticias de O'Higgins Todas las Noticias de Palestino Todas las Noticias de Everton Todas las Noticias de Coquimbo Unido Todas las Noticias de Colo Colo Todas las Noticias de Ñublense Todas las Noticias de Unión Española Todas las Noticias de Cobreloa Todas las Noticias de Universidad Catolica Todas las Noticias de Huachipato Todas las Noticias de Copiapó Todas las Noticias de Unión La Calera Todas las Noticias de Audax Italiano Todas las Noticias de Cobresal

Altitud y problemas estomacales afectan primeros días de la selección de rugby seven en Cochabamba

El equipo llegó el viernes pasado a Bolivia para afrontar los Juegos Sudamericanos.

El Head Coach, Edmundo Olfos, contó a Todo por el Deporte sobre estos inconvenientes.

Foto: Archivo Altitud y problemas estomacales afectan primeros días de la selección de rugby seven en Cochabamba
Llévatelo:

La selección chilena de rugby seven que se prepara para los Juegos Sudamericanos 2018 no la ha pasado del todo bien en sus primeros días en Cochabamba (ubicada 2.500 metros sobre el nivel del mar), pues la altitud ha provocado dolores de cabeza en el plantel, mientras que algunos jugadores se intoxicaron por consumir agua.

Así lo contó al enviado especial de Al Aire Libre en Cooperativa Manfred Schwager el Head Coach, Edmundo Olfos. 

"La verdad nos preocupa, no sé si será la comida, creemos que hemos sido súper cuidadosos con los vegetales todos cocidos. Lo recomendable es ni siquiera lavarse los dientes con el agua de la llave, algunos no se dieron cuenta y les afectó", comenzó diciendo. 

"Hay tres jugadores con molestias estomacales y algo de vómito, pero ya está pasando. También hay mucho dolor de cabeza, pero es por el tema del oxígeno por la adaptación a la altura", agregó Olfos. 

Sobre esto último el jugador Marcelo Torrealba indicó: "Los primeros días fue muy de a poco el entrenamiento y yo hoy no pude entrenar por un dolor de cabeza terrible, pero la verdad es que nos hemos adaptado bien y hay que hacerle caso al cuerpo técnico que decidieron venirse antes de la competencia para poder rendir y cumplir el objetivo".

"Será un factor muy importante porque el rugby seven es muy físico y a la hora de recuperar después de un pique se nota que el aire es más pesado, pero creo que estamos bien y hace mucho venimos entrenando todos los días. Hay confianza", complementó.