Alberto Abarza, el campeón paralímpico que demostró que los "sueños están para cumplirse"

El nadador se transformó en el segundo chileno en ganar un oro paralímpico.

Alberto Abarza, el campeón paralímpico que demostró que los "sueños están para cumplirse"
Llévatelo:

Este miércoles 25 de agosto quedará en la historia del deporte chileno luego de lo realizado por el nadador paralímpico Alberto Abarza, quien se colgó la medalla de oro en los Juegos de Tokio 2020 luego de ganar con dramatismo los 100 metros de la categoría S2.

Abarza, de 36 años, nació el 11 de diciembre de 1984 con el síndrome de Charcot-Marie-Tooth, una enfermedad degenerativa que atrofia los músculos, por lo que comenzó a muy temprana edad a ir a la Teletón.

Ahí comenzó a nadar como una forma de reducir y controlar los dolores, aunque dejó la actividad a los 14, para volver a las piscinas a los 20 como terapia, sin embargo, a los 29 años conoció a Sebastián Cárdenas, un entrenador de Teletón, y su ascenso fue meteórico.

Y los resultados comenzaron a llegar en 2016, cuando en los Juegos Paralímpicos de Río fue octavo en los 50 metros S3.

En 2017 fue premiado como el Mejor Deportista Paralímpico por el Comité Olímpico de Chile, y en 2018 ganó el Cóndor de Oro del Círculo de Periodistas Deportivos como el Mejor de los Mejores, y el Premio Nacional de Deportes.

Ya en 2019, mostró su valía en los Juegos Panamericanos al ganar tres medallas de oro en 50 m espalda, 100 m espalda y 200 m estilo libre.

En su vida personal, su gran orgullo es su hija Beccié Saray.