Djokovic destrozó a Nadal y se convirtió en el más ganador del Abierto de Australia

"Nole" conquistó su séptimo trofeo en el Melbourne Park.

El español había ganado 66 games consecutivos en el torneo antes de estrellarse con la maestría del serbio.

Foto: @AustralianOpen Djokovic destrozó a Nadal y se convirtió en el más ganador del Abierto de Australia
Llévatelo:

Superioridad. Ese concepto engloba lo hecho este domingo por el número uno del mundo Novak Djokovic, quien pasó por alto los pergaminos y los intimidantes antecedentes de Rafael Nadal (2°) para ganar por séptima vez el título del Abierto de Australia

En tan solo 2 horas y 4 minutos el de Belgrado resolvió el trámite. Y es que de entrada golpeó al balear en su servicio, lo que se repitió cinco veces antes de firmar un definitivo 6-3, 6-2 y 6-3. Se trata de la primera vez que "Rafa" sufre una derrota en sets seguidos en una final de Grand Slam.

Así "Nole" se convirtió en la leyenda que superó a todos, al ser el hombre más laureado en el suelo del Melbourne Park. Antes, había un triple empate con seis campeonatos entre él, Roy Emerson y Roger Federer.

En la reedición de la final disputada en 2012 entre ambos, Djokovic se impuso a Nadal con un saque colosal, sin cederlo en una sola ocasión.

Nadal, quien cumplió diez desde su título cosechado en 2009 en estas pistas, había llegado sin ceder un solo set en las dos semanas, pero en la lucha por el título jugó dominado por Djokovic, sublime y con una gran seguridad al resto, para dictar el partido desde su campo.

Djokovic desveló desde el primer minuto cuales serían sus intenciones para el resto del choque y endosó un 3-0 inaugural tras conseguir una tempranera rotura en el segundo juego.

Los siguientes dos games al servicio del español, así como la consecución de un punto inverosímil con el 1-4, despertó tímidamente a un Nadal que hasta el momento fue sometido por la determinación del serbio.

Sin embargo, su reacción no fue suficiente para enmendar su inferioridad y el tenista de Belgrado, quien prosiguió conservando holgadamente el servicio, sentenció la primera manga por 6-3.

Continuó en el segundo set por la misma línea Djokovic y no se dejó intimidar por una versión más agresiva de Nadal, quien pudo por vez primera conseguir más de dos juegos cuando el marcador lucía en 3-2.

En el que sería el parcial definitivo, una nueva rotura por parte de Djokovic enterró cualquier esperanza de un Nadal que no se sintió tan cómodo con su servicio, después de que fuera una de sus armas más eficaces en las anteriores rondas. Su efectividad le había permitido sumar 66 juegos ganados de forma consectuvia antes de este partido.

El serbio, quien igualó a Federer como jugador con más finales disputadas (7), se consagró como el octavo jugador en la historia en contar con siete títulos en uno de los cuatro majors.

En esta clasificación, Djokovic se estableció en la tercera posición por detrás del propio Nadal, quien cuenta con once coronas en Roland Garros, y Federer, poseedor de ocho títulos en Wimbledon.

Así mismo, el nuevo campeón del major australiano resultó, tras su sólida victoria, el primer tenista de la historia en el circuito profesional en conseguir tres coronas Grand Slam consecutivas en tres ocasiones diferentes.

Se trata además de la décima quinta conquista de "Nole" en los "Grandes".