Bombas e incendios: Ciudad de Santos vivió una noche de terror luego del descenso del club

En la localidad paulista se registraron variados incidentes tras decretarse la pérdida de la categoría.

Bombas e incendios: Ciudad de Santos vivió una noche de terror luego del descenso del club
Llévatelo:

Luego de que se confirmar el descenso de Santos FC, el primero de su larga y exitosa historia, la ciudad paulista vivió una noche de terror dado que barristas de diversas facciones del club lanzaron bombas y se registraron múltiples incendios de buses y automóviles.

Las primeras escenas se vivieron en el Estadio Vila Belmiro, donde los fanáticos se manifestaron en contra de los jugadores, e incluso hubo un intento de invasión al campo de juego.

Las gradas del Vila se vaciaron rápidamente, pero los que quedaron no se quedaron callados: "Equipo descarado" fue el grito que se escuchó desde las galerías.

Los jugadores también tuvieron que protegerse del gas pimienta utilizado por la Policía Militar para contener la confusión en el exterior del estadio.

Ya fuera del recinto, fanáticos incendiaron al menos tres microbuses e incluso el vehículo del delantero Stiven Mendoza también fue saqueado, aunque según la prensa brasileña no se trata de una protesta contra el jugador sino una mera coincidencia.

La Policía Militar trabajó intensamente para contener los focos de confusión en los alrededores del estadio, algo que se logró con el correr de las horas.