Didier Deschamps, el histórico líder que guió a Francia a su segunda Copa del Mundo

El entrenador francés fue capitán de la selección en 1998 y 20 años después reeditó su éxito desde la banca.

Didier Deschamps, el histórico líder que guió a Francia a su segunda Copa del Mundo

Francia conquistó este domingo 15 de julio su segunda Copa del Mundo y uno de los principales artífices de esta hazaña es el técnico Didier Deschamps, quien hizo historia al convertirse en el tercer hombre, tras el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer, en conquistar el título como jugador y como técnico.

Deschamps, quien cumplirá 50 años el próximo 15 de octubre, nació en la localidad vascofrancesa de Bayona en 1968, y antes de ser futbolista, probó suerte en otros dos deportes: pelota vasca y rugby.

Pese a ser exitoso en esas disciplinas, el fútbol fue tomando más importancia en su carrera y Nantes lo incorporó a su cantera con 14 años y lo hizo debutar con 16 en la primera división francesa.

El gran salto en su carrera profesional ocurrió en 1989, con 21 años, fichando por Olympique de Marsella, gigante de Francia en esos años.

Tras la decepción en la final de la Copa de Campeones de Europa en 1991, perdiendo ante Estrella Roja de Belgrado, Deschamps tuvo su revancha y conquistó como capitán la primera Liga de Campeones de la UEFA, derrotando al "invencible" AC Milan de Fabio Capello.

Imagen foto_00000003

Tras destacar en Francia, fichó en Juventus, club donde se adueñó del mediocampo y conquistó su segunda Champions, en 1996, al batir a Ajax de Holanda en los penales.

Sin embargo, el éxito de clubes no se repitió en la selección, pues en 1993 sufrió una de las mayores decepciones de su carrera: junto a compañeros como Eric Cantoná y Jean Pierre Papin, Francia quedó eliminada ante Bulgaria en la clasificatorias y no pudo asistir al Mundial de Estados Unidos 1994.

 Imagen foto_00000001

Sin embargo, Deschamps, tomando el liderazgo como capitán, nuevamente gozó de revancha y, cuatro años después, como dueño de casa en París, logró levantar la primera Copa del Mundo en la historia de Francia, acompañado por figuras como Marcel Desailly, Bixent Lizarazú, Laurent Blanc, Thierry Henry, David Trezeguet, Patrick Vieira, Youri Djorkaeff, Fabien Barthez, Liliam Thuram y Zinedine Zidane.

 Imagen foto_00000004

Los tropiezos forjaron su temple como entrenador

Tras dejar a los bianconeros y tener un breve paso por Chelsea y Valencia, se retiró con 31 años en 2001 y en 2003 decidió comenzar su periplo como técnico. AS Mónaco fue el elegido y logró llevar al equipo del principado a una histórica final de Champions League ante FC Porto de Jose Mourinho, que terminó siendo campeón a finales de la temporada 2004.

En 2006 regresó a Juventus en el peor momento en la historia del club y consiguió devolver la dignidad a la "Vecchia Signora", logrando el título de la Serie B tras los escándalos de corrupción; y en 2009, logró que Olympique Marsella ganara su primera liga en 19 años.

No obstante, un mal arranque de temporada en 2012 lo obligó a dejar el banco marsellés y tomar el mayor desafío de su carrera: la renovación de la selección absoluta de su país.

De regreso a la gloria

Imagen foto_00000005

Sus primeros pasos como técnico nacional no fueron del todo buenos. Clasificó al Mundial de Brasil 2014, pero cayó ante Alemania en cuartos de final, lo que provocó duras críticas en su país.

La redención debía llegar en la Eurocopa, donde nuevamente Francia ejercería de anfitrión. Era la oportunidad para rememorar las glorias del Mundial de 1998, pero Portugal tenía la intención de escribir otra historia y provocó la mayor decepción en la carrera de Deschamps.

Con las lecciones aprendidas, el mítico capitán procuró no volver a cometer errores y de esa forma mantuvo su estilo y guió a Francia a la final del Mundial de Rusia, donde tuvo la chance, después de arruinar el sueño croata (otra vez), de levantar la Copa del Mundo.