Mayne-Nicholls y su opinión por la crisis de Colo Colo: La salida de Orión marcó un quiebre

El directivo de Blanco y Negro también se refirió al conflicto con los jugadores en la paralización del fútbol.

Foto: Photosport Mayne-Nicholls y su opinión por la crisis de Colo Colo: La salida de Orión marcó un quiebre
Llévatelo:

Harold Mayne-Nicholls, director de Blanco y Negro, se refirió a la crisis de Colo Colo y aseguró la partida del portero argentino Agustín Orión marcó la crisis futbolística actual en el "Cacique".

Harold, en una extensa entrevista otorgada a El Mercurio, señaló que "hay cosas que cuesta mucho explicar y otras que sí son explicables. Llegué al club en mayo del año pasado, el equipo venía bien. Y de repente se produce la salida de Agustín Orión".

"No sé cuál fue el factor que llevó a Mario Salas a tomar esa decisión. Pero sí sé que todos le dijimos 'por favor que no se vaya'. Y generó que hasta el día de hoy estemos a los tropezones", añadió el dirigente.

"La salida de Agustín Orion marcó un quiebre. Nos metimos en un hoyo", cerró sobre el tema.

Harold y el conflicto con el plantel: "Los jugadores fueron intransigentes"

Mayne-Nicholls también detalló el conflicto que tuvo con el plantel "albo" cuando decidieron someterlo a la Ley de Protección del Empleo, y sostuvo que hubo negociaciones, pero que los jugadores no tuvieron una disposición ideal.

"El rol que tenemos que asumir los dirigentes por el bien de la institución. Siempre pensé que lo mejor era un acuerdo, pero hubo una posición intransigente de los jugadores. Hicimos cinco propuestas, y nunca hubo una solución para el tema que no les cuadró: devolverles todo lo descontado y financieramente era imposible", expresó.

"Cuando estábamos negociando, pensábamos que la Copa Libertadores se iba a jugar con público. Considerábamos mil millones más en recaudación y aun así era imposible devolver todo el dinero. No hubo caso. Me habría encantado llegar a un acuerdo, porque es mejor un mal acuerdo que un buen juicio", añadió.

Sobre la polémica con la Inspección del Trabajo, por acogerse a la ley el 1 de abril, pese a que los jugadores dejaron de entrenar con el club el 22, el directivo explicó que "está en duda eso. Para entrenar tienes que entrenar como equipo, no sirven los entrenamientos individuales. Evidentemente a distancia no se entrena. La Dirección del Trabajo resolvió que teníamos que pagar eso, pero ellos no fallan; los tribunales deciden. Ahí se verá".

Finalmente detalló acerca de la relación con los jugadores que "no está tan bien como antes, pero bien. No tengo problemas con Esteban Paredes, ni con ninguno. A todos los saludo. Si del 1 al 100 antes era 50, hoy es menos de 50. Evidente. Hay platas de por medio, un conflicto que les duele; a mí tampoco me gustó. Después, he viajado con el equipo".