Publicidad
Publicidad
Síguenos:
Publicidad

La velocista chilena Javiera Cañas sueña con competir en los Juegos Olímpicos

La joven atleta se prepara para el Sudamericano sub 23 de Argentina 2018, pero su gran anhelo es la cita de los cinco anillos.

La velocista chilena Javiera Cañas sueña con competir en los Juegos Olímpicos
Publicidad

Se ve contenta a la atleta Javiera Cañas. El sol amenaza con derretir la pista del Coliseo Central del Estadio Nacional, pero ella arranca decidida su preparación para la temporada 2018 con nuevo auspiciador y con cambios en su vida académica.

Lo que mantiene inalterable es su firme propósito de convertirse en la chilena más rápida en 100 y 200 metros planos. "Llegué al atletismo con muchas ganas, pero pocas expectativas. A los 15 años, sin embargo, decidí dedicarme a esto del alto rendimiento. Siempre fue un sueño competir representando a Chile", confesó la velocista de 20 años.

Bajo las órdenes de Gerardo San José, la preparación de Javiera apunta a alcanzar –idealmente- las marcas para los Juegos Odesur de Cochabamba (Bolivia) e Iberoamericano de Trujillo 2018 (Perú), pese a que su objetivo central es repetir –y ojalá mejorar- el podio obtenido en el Sudamericano sub 23 de Lima 2016.

"No lo podía creer. Estaba junto atletas de Brasil, Colombia, Argentina y, de verdad, no me acuerdo de nada. Empezaron a entregar los resultados y escucho mi nombre, Chile y tercer lugar. Sentí el corazón lleno de orgullo", relató sobre el bronce que espera superar en la cita sub 23 de Argentina 2018, que está por definir su sede entre Córdoba o Mendoza.

"Me veo más de 10 años en esto y espero concluir pensando que valió la pena. Que fui capaz de entregar triunfos para mi país. Ya fue un sueño cumplido ganar una medalla internacional, pero el sueño que me falta por cumplir es ser parte de los Juegos Olímpicos", confesó.

La misma pasión por el atletismo la llevó a cambiar su decisión inicial en el ámbito universitario. "No fue por malas notas. Cerré mi primer año de enfermería sin problemas. Pero, ¿me veía toda la vida en pasillos de hospitales? Este año me cambio a estudiar educación física. Estoy evaluando las opciones que tengo, pero acá me desenvuelvo feliz. Estoy contenta en el mundo del deporte”, cerró Javiera, quien se alista para iniciar en los próximos días una nueva concentración en la pista atlética del "Ester Roa" de Concepción.

Publicidad
Publicidad

Publicar en su sitio