Italo Pedemonte está en Chile para seguir proceso de recuperación

El piloto nacional deberá afrontar un largo período de rehabilitación.

Italo Pedemonte está en Chile para seguir proceso de recuperación
Llévatelo:

El piloto chileno Italo Pedemonte, quien sufriera un duro accidente en el pasado Rally Dakar 2022, arribó a Chile el pasado sábado para seguir con un largo proceso de recuperación.

De acuerdo a lo informado por El Mercurio, el piloto nacional arribó al país junto a su familia, la cual viajó a Arabia Saudita tras el accidente.

Según la información, en Medio Oriente a Pedemonte le hicieron una traqueotomía para que pudiera respirar, lo que junto a la lesión a la mandíbula le impide aún comer alimentos sólidos, aunque de a poco eso va mejorando, tal como contó su compañero de equipo, Giovanni Enrico, quien estuvo con él hasta pocos días antes de que lo dieran de alta y dio cuenta del estado del piloto.

"Dentro de lo malo, fue bueno que el accidente fuera cerca de Riad. El helicóptero lo rescató con rapidez y eso impidió que los daños fueran mayores. Además, los médicos de allá hicieron un muy buen trabajo, y solo quedan unos detalles para arreglar acá, por ejemplo, en el pómulo izquierdo", dijo Enrico.

"Está mejor, más animado por el hecho de ya haber vuelto a Chile. Se quedó en Santiago visitando médicos. Tiene la total disposición a seguir mejorando, pero lo que más le preocupa es el ojo derecho. Hay que esperar qué dicen los médicos y los resultados de los exámenes. Tiene por delante un largo período de sanación, pero lo asumió", añadió.

"Le cuesta hablar todavía y tiene dolor aún en esa zona, que sigue inflamada por dentro. La traqueotomía se la sacaron a mitad de la semana pasada. Al principio estuvo con suero y después le empezaron a dar un poco de agua y yogurt. Aún no puede ingerir alimentos sólidos, porque le duele mucho la mandíbula al tratar de abrirla. Ha bajado veinte kilos, por lo que perdió mucha musculatura y fuerza. Y eso le hace cansarse cuando camina. La recuperación será larga, quizás seis u ocho meses. Es un camino que deberá llevar con paciencia", complementó.