Autopsia de Marc-Vivien Foé confirmó que su muerte fue por paro cardíaco

La autopsia realizada al futbolista camerunés Marc-Vivien Foé, fallecido el pasado 26 de junio durante la disputa de una de las semifinales de la Copa Confederaciones 2003, confirmó que el jugador murió por causas naturales debido a un paro cardíaco, según informó este martes la FIFA.

Los expertos médicos de la FIFA se reunieron en la ciudad francesa de Lyon con representantes de la justicia y médicos forenses para conocer el resultado de la autopsia. Foé murió, según se informó, debido a un paro cardiaco. El jugador camerunés padecía una cardio-miopatía hipertrófica congénita del ventrículo izquierdo y una hipertrofia del ventrículo derecho, asociadas a una hipoplasia (desarrollo incompleto o defectuoso) del ápice del corazón. Los estudios forenses descartaron la muerte del jugador debido a enfermedades tropicales, como la malaria, o de origen bacteriológico. El instituto forense de Lyon efectuó análisis toxicológicos de la orina, la sangre, el líquido de la médula espinal, la vesícula biliar y los jugos gástricos del jugador, sin encontrar rastros de sustancias tóxicas o dopantes. Se enviaron pruebas, para confirmar los resultados, al laboratorio de Lausana (Suiza), acreditado por el Comité Olímpico Internacional. Los análisis del cabello corroboraron los resultados y certificaron que el jugador no había consumido anteriormente productos prohibidos. Foé, que militaba en Manchester City de Inglaterra cedido por Olympique de Lyon, falleció tras caer desplomado sobre el terreno de juego durante el encuentro que su selección disputaba ante la de Colombia en el estadio Gerland de Lyon. Fue enterrado con todos los honores estatales el 7 de julio en Yaundé, capital de Camerún. (EFE)

Temas #Deportes
-