¿Quiénes son los controladores de Deportes Concepción?

El club hoy es administrado por un argentino que no reside en Chile.

La concesionaria Fuerza Garra y Corazón se hizo cargo del club en 2010.

Foto: Archivo ¿Quiénes son los controladores de Deportes Concepción?

El Sindicato de Futbolistas (Sifup) convocó a un paro en solidaridad por los sueldos impagos al plantel de Deportes Concepción, institución que, según dijeron el propio presidente de la gremial, Carlos Soto, y los mismos jugadores afectados, está sumida en la precariedad, pero ¿quiénes son los responsables del momento que atraviesa el club? ¿Quién maneja hoy al cuadro lila?

El corresponsal de Al Aire Libre en Cooperativa en Concepción Cristián Olivares realizó un completo informe al respecto, aclarando la participación de Nibaldo Jaque, Pablo Tallarico, Raúl y Adolfo Sabando, además del argentino Luis Polnoroff quien aparece hoy como la única cara visible en la administración del club, aunque no reside en Chile. 

El comienzo de la hoy cuestionada administración data de enero de 2010 cuando el Club Social, todavía dueño de los campos deportivos, Deportes Concepción S.A. y la corporación de fútbol, le entregaron la concesión del equipo a Fuerza Garra y Corazón, integrada por Tallarico, los Sabando y Jaque.

El primero en abandonar el club fue Jaque, quien cuando asume Sergio Jadue en la ANFP se traslada a la sede de Quilín para colaborar con el ex timonel del fútbol chileno. Sin embargo, documentos revelan que usó al club para recibir dineros de parte del ente rector del balompié criollo para distintos viajes.

Por su parte, Tallarico le vendió sus acciones el 2013 a Adolfo Sabando y después demandó a la concesionaria por una cifra cercana a los 700 mil dólares, cantidad similar a la que invirtió en el club. 

Adolfo Sabando, en tanto, vendió las acciones en octubre de 2015 y dejó de ser el presidente por lo que el club quedó sin un dueño visible, pues también abandonó el club Raúl Sabando.

De esta forma, ante el Consejo de Presidentes de Clubes quedaron como representantes de hecho los argentinos Luis Polnoroff, debido a que figura como gerente general de la entidad, y su hijo Gastón, actuales controladores del club, quienes, además, hoy son el único canal interlocutor ante los jugadores y el resto de los trabajadores del club.

En este escenario la información se torna bastante difusa, aunque la versión que más se repite dice que las acciones que posee Luis Polnoroff fueron traspasadas por Adolfo Sabando y que hoy una parte de ellas están en manos del dirigente de Santiago Morning Luis Faúndez, quien planea hacerse cargo de la concesionaria, aunque para esto debe dejar el cuadro "bohemio", pues la legislación no deja que esté en dos clubes.

El Club Social quiere recuperar el club

Debido a la mala situación por la que atraviesa la institución el Club Social, que es dirigido por René Mora, pretende que la Sociedad Anónima deje de funcionar en base a los contratos y las cláusulas.

Así lo manifestó el dirigente en una rueda de prensa este martes junto a otros dirigentes donde aseguraron que invocarán a una cláusula, algo que ya presentaron a la ANFP para que ellos sean mediadores para que Fuerza Garra y Corazón deje de administrar el club.

"Esperamos que la ANFP devuelva a Deportes Concepción a la ciudad y con eso hacemos una concesionaria local donde muchos hinchas puedan aportar", declaró Mora.

En tanto, el equipo trabaja en los Campos Deportivos Nonguén en muy malas condiciones. Incluso los más jóvenes reciben apoyo de los más experimentados para poder llegar a entrenar, pues no tienen dinero para pagar la locomoción para llegar a un lugar donde ni siquiera se pueden duchar por cuestiones de salubridad, ya que no están dadas las condiciones.

Con respecto al parto, en el plantel tienen claro y agradecen que el fútbol solidarice, así lo expresó el capitán Gamadiel García: "Yo lo tomo de buena manera, no sólo en Deportes Concepción, hay irregularidades en bastantes equipos que quizás no se saben, clubes que mes a mes no cumplen con la totalidad de los sueldos y eso es lo mínimo que podemos exigir como futbolistas".

"Yo en mi caso no esperaría 90 días para paralizar las actividades, hay gente que ni siquiera tiene para un mes sin sueldo, imagínense lo que son 90 días", sentenció el futbolista.

Minuto a Minuto