Indonesia "aceptó" la decisión de FIFA de quitarle el Mundial sub 20

Los dirigentes asiáticos se comprometieron a transformar su fútbol.

Indonesia "aceptó" la decisión de FIFA de quitarle el Mundial sub 20
Llévatelo:

La Federación de Fútbol de Indonesia "aceptó" la decisión de la FIFA anunciada el miércoles de retirar al país como organizador del Mundial sub 20, que comienza en mayo, y se comprometió a "trabajar" para transformar el fútbol indonesio.

"Lo he hecho lo mejor que he podido. Después de entregar una carta del presidente (de Indonesia) y hablar extensamente con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, debemos aceptar la decisión de la FIFA de cancelar la celebración del evento que ambos esperamos", explicó la noche del miércoles el presidente del ente indonesio, Erick Thohir.

El representante del país asiático viajó esta semana de urgencia a Doha donde se reunió con Infantino después de que el máximo organismo del fútbol mundial cancelara el sorteo de la fase de grupos del mundial que debía tener lugar este viernes en Indonesia, el país con más musulmanes del mundo.

Sin embargo, los esfuerzos no dieron su fruto y la FIFA anunció anoche el retiro de la organización del torneo, programado para jugarse entre el 20 de mayo y el 11 de junio, sin indicar cuál será la nueva sede.

La FIFA argumentó su decisión con un crítico: "debido a las circunstancias actuales", en el contexto de la polémica surgida a raíz de la carta del gobernador de Bali, Wayan Koster, que pidió el veto de Israel en la competición en la isla.

El 14 de marzo, Koster envió un misiva al Gobierno para pedir que se vetase la participación de la selección israelí, al alegar que "las políticas de Israel hacia Palestina son incompatibles con las políticas de la República de Indonesia", defensora de la causa palestina y que no tiene relación diplomática con Israel.

Además del jefe regional de Bali, el gobernador de Java Central, Ganjar Pranowo, también expresó su rechazo a Israel, y el pasado 20 de marzo decenas de musulmanes marcharon en Yakarta para protestar contra la participación de su selección en la competición.