La boda de Mesut Özil, un gesto a Turquía, por sobre Alemania

El presidente Erdogan fue testigo del futbolista, en un nuevo desencuentro con los hinchas germanos.

Foto: EFE La boda de Mesut Özil, un gesto a Turquía, por sobre Alemania
Llévatelo:

"Soy alemán cuando ganamos y un inmigrante cuando perdemos", argumentó Mesut Özil cuando, antes del Mundial de Rusia 2018, renunció a la selección alemana.

Y la lejanía con la hinchada germana se acrecentó ahora, a raíz de su matrimonio, en que todo estuvo relacionado con Turquía, la patria de sus antepasados.

Özil se casó la noche del viernes en Estambul con la modelo sueco-turca Amine Gülse, en una ceremonia que tuvo como testigo al presidente del país euroasiático, Recep Tayyip Erdogan.

Los novios anunciaron durante la ceremonia que pagarían las operaciones de 1.000 niños con dificultades económicas y además donarían dinero a la Media Luna Roja, para alimentar a 14.000 personas, coincidiendo con el fin del Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes, religión que profesa Özil.

En los medios turcos hubo profusa difusión de videos de Erdogan bendiciendo al matrimonio, al que deseó "toda la suerte del mundo".

Özil -quien siendo adolescente optó por jugar por Alemania- siempre es recibido con honores en Turquía y ha mostrado en varias ocasiones una gran cercanía con el presidente turco, lo que en Alemania causa molestia, por el tinte autoritario del gobierno de Estambul.

De hecho, una foto de Özil junto a Erdogan levantó críticas en Alemania en la previa de Rusia 2018, tras lo cual el jugador del Arsenal inglés acusó "racismo" y "falta de respeto".