Bárbara Riveros competirá por primera vez en el Ironman 70.3 de Pucón

La connotada triatleta nacional será una de las estrellas de la competencia.

La prueba se realizará el 11 de enero.

Foto: UPI Bárbara Riveros competirá por primera vez en el Ironman 70.3 de Pucón

Riveros será una de las estrellas de la tradicional prueba.

Llévatelo:

La destacada triatleta nacional Bárbara Riveros competirá por primera vez en "la carrera más linda del mundo", cuando el 11 de enero próximo sea parte de la marea de más de 1.200 deportistas de todo el orbe que tomarán parte en el Ironman 70.3 de Pucón, en el marco de un camino que habla de su esperada incursión ya a paso firme en el ámbito de las míticas distancias largas de la disciplina combinada.

Fue la estrella de Pucón en sus años de Infantil, cuando hacía suyo el verano en el circuito de la Región de la Araucanía en los llamados Ironkids. Y ahora vuelve, convertida en la máxima figura del deporte triple criollo en posesión de un formidable y muy versátil palmarés que suma nada menos que cuatro medallas en Campeonatos Mundiales (oro en el Mundial Sprint Lausana 2011; plata en el Mundial Xterra Maui 2012; bronce en el Mundial Olímpico Auckland 2012; y bronce en el Mundial Sprint Estocolmo 2012).

Pucón 2015 se alzará como el quinto medio Ironman de la carrera deportiva de Riveros. Su mayor resultado en la distancia fue su triunfo en Berlín 2013 cuando se impuso a lo grande con un registro de 4h16'10": una victoria que, en el marco de la historia chilena en las longitudes mayores del triatlón, sólo tiene parangón con los hitos marcados por el recordado Cristián Bustos, quien en la década de los '90 ganó en Roth '93 el entonces llamado Ironman de Europa y fue segundo en el afamado Ironman de Hawai el '92, entonces en un inolvidable codo a codo con el recordado corredor estadounidense Mark Allen.

Bárbara Riveros confirmó su presencia en este 70.3, denominación que hace referencia a la distancia total en millas que significa un medio Ironman y que en el sistema métrico corresponde a 1.900 metros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 21 de carrera pedestre.

Desde ya, la triatleta será foco a seguir en la gran competición del verano chileno, primero en las aguas del Villarrica; luego sobre la máquina entre Pucón y el Camino Internacional hasta las Termas de Palguín; para cerrar con un pedestrismo que puede ser para la gloria entre el pueblo y la Península, en busca de más historia combinada para Chile.