Boxeador recibió amenazas tras entregarse a las autoridades por asesinato de mujer embarazada

El puertorriqueño Félix Verdejo está con protección federal.

Boxeador recibió amenazas tras entregarse a las autoridades por asesinato de mujer embarazada
Llévatelo:

El Servicio de Alguaciles federales en Puerto Rico informó este martes de que tomó medidas adicionales para garantizar la seguridad del boxeador Félix Verdejo tras las amenazas que surgieron en los pasados días por ser el principal sospechoso de la muerte de una mujer y su bebé.

"El Servicio de Alguaciles Federales del Distrito de Puerto Rico tomará todas las medidas necesarias para asegurar la seguridad del acusado Félix Verdejo mientras este bajo custodia federal", indicó la agencia federal en comunicado de prensa.

"El Servicio de Alguaciles Federales no tolera, ni apoya ningún tipo de violencia contra cualquier ser humano", enfatizó.

Verdejo es el principal sospechoso del asesinato de Keishla Rodríguez Ortiz, de 27 años, con quien mantenía una relación extramatrimonial y estaba embarazada de un mes.

De acuerdo a la denuncia criminal del FBI, en manos de quien se encuentra el caso, Verdejo fue acusado de homicidio, secuestro, robo de un vehículo a mano armada y de matar intencionalmente a un no nacido.

En la denuncia, se detalla que el pasado jueves, Verdejo contactó a una persona, que figura como el principal testigo de las autoridades, para ayudarlo a "terminar con el embarazo" de Rodríguez.

Luego, el sábado Verdejo se comunicó con Rodríguez y acordaron encontrarse cerca de su residencia.

Hasta allí, llegaron Verdejo y su testigo, cuya identidad las autoridades aún no han descrito.

Rodríguez posteriormente llegó al lugar en su vehículo donde Verdejo le había dicho para encontrarse.

Y mientras Verdejo y Rodríguez conversaban en el vehículo del boxeador, éste le propinó un puño en la cara a la mujer y luego le inyectó una sustancia desconocida que compró en un área de venta de drogas en el residencial público Luis Lloréns Torres, según relató el testigo a las autoridades.

Luego, Verdejo y el testigo le amarraron un bloque a Rodríguez, mientras el testigo se llevó el automóvil de ésta.

Finalmente, Verdejo y su acompañante se movilizaron al puente Teodoro Moscoso en San Juan, desde donde tiraron a Rodríguez, hacia la Laguna San José.

Pero, presuntamente el bloque que habían amarrado a Rodríguez se soltó, por lo que Verdejo le disparo a ésta, aunque al momento se desconoce si esa fue la causa de su muerte o por ahogamiento.

Posteriormente, el acompañante de Verdejo dejó el vehículo de Rodríguez en un paraje solitario en un sector en Canóvanas, municipio en el noreste de Puerto Rico.

Verdejo se entregó a las autoridades federales el pasado domingo.

Ante toda esta situación, han circulado expresiones en las redes sociales, algunas consideradas amenazas contra la vida del púgil, por lo que la agencia que lo tiene bajo custodia reforzó las medidas en su entorno.