Publicidad
Síguenos:
Publicidad

El dominio de Federer y el retiro de figuras mundiales marcaron el 2006

Publicidad

Por Héctor Uribe Delgado

 

En lo que se ha convertido en una constante en los últimos dos años, el tenista suizo Roger Federer se quedó con todos los honores de la prensa deportiva mundial al dominar de principio a fin el circuito de la ATP, en una temporada marcada por el retiro de grandes próceres del deporte.

 

Una imagen recurrente: Federer celebrando un nuevo trofeo. (Foto: EFE)

El helvético comenzó el 2006 ganando el Abierto de Australia y cerró el año con la conquista del Masters de Shangai, en una demostración que el circuito prácticamente "le queda chico".

 

Además, el tenista de Basilea se adjudicó Wimbledon y el US Open, y sólo Rafael Nadal (2º) lo frenó en la final de Roland Garros, aunque el suizo ya se planteó la posibilidad de buscar el único título que le falta en la arcilla parisina.

 

Y es que el suizo sabe que puede hacer historia en caso de que gane los cuatro torneos del Grand Slam, objetivo que está en la mente de Federer. Ya estuvo a punto de lograrlo y amenazó. "Ganar en París será un sueño que se hará realidad", dijo hace unas semanas el número uno del mundo.

 

Es sólido desde el fondo de cancha y sin ser espectacular en sus golpes, logra ángulos imposibles para sus rivales. Tiene un saque que le evita pasar apuros y, como pocos, es frío y calculador. Tanto que no se inmuta si está en desventaja.

 

Muchos partidos los gana detectando las falencias de su rival y se apoya en un revés endemoniado, que le permite revertir partidos casi perdidos.

 

Su récord lo dice todo: ganó 92 de los 97 partidos que jugó en 2006, sumó 12 títulos y se embolsó más de ocho millones de dólares (más de 4.000 millones de pesos) sólo por concepto de torneos, y desde el 2 de febrero de 2004 que nadie lo saca del primer lugar de la clasificación. De paso, el suizo se convirtió en un fantasma para el chileno Fernando González. En el año le ganó las cuatro veces en que se enfrentaron.

 

Para el año que comienza, Federer sólo piensa en mantenerse y su más cercano rival, Rafael Nadal ya anunció que nuevamente deberá ser el segundo de a bordo. "Hay que esperar que baje su nivel para intentar alcanzarlo", dijo el mallorquín, quien no tiene esperanzas al menos para la temporada que se inicia. "Puede aguantar este nivel un año o dos, pero no toda la carrera", explicó el español.

 

Schumacher y Agassi encabezaron los "grandes" retiros

 

El 2006 está marcado por el retiro de grandes figuras del deporte. Muchos de ellos, con sus triunfos y logros, escribieron una página en la historia del deporte mundial y serán recordados como leyendas.

 

El puño en alto de Michael Schumacher dejó la Fórmula 1. El alemán ya es leyenda. (Foto: EFE)

Tal es el caso de Michael Schumacher, quien decidió estacionar su Ferreri para decirle adiós a la Fórmula 1 después de ver como el español Fernando Alonso se quedaba por segunda vez consecutiva con el título mundial.

 

Pero los triunfos del hispano no opacaron el palmarés del germano, quien ya postula a ser el mejor piloto de la historia. Sus siete títulos mundiales (cinco de ellos consecutivos) y sus innumerables récords obtenidos le sitúan como el deportista más laureado en la Fórmula 1.

 

Sus números también hablan por sí solos: disputó 249 carreras en la máxima competición con 68 poles positions, 91 victorias, o 154 podios. Argumentos que no se ven opacados por la polémica que siempre le rodeó y pese a ser acusado de maquiavélico en su andar, Schumacher siempre respondió con triunfos.

 

No menos nostálgica resultó la despedida de otro grande del deporte. Andre Agassi, con 36 años, se retiró de las pistas tras 20 temporadas en la cúspide del tenis mundial.

 

En la retina quedaron sus históricos y espectaculares enfrentamientos ante Pete Sampras y quizás su mayor logro es haber sobrevivido dignamente a todas las nuevas generaciones de tenistas.

 

Con enormes altibajos en su carrera, Agassi deja como estela un sinfín de títulos. Ganó 60 torneos, entre los que se incluyen cuatro Abiertos de Australia, dos Abiertos de los Estados Unidos, un Roland Garrons y un Wimbledon, y su medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996.

 

Nueva York, la ciudad que le vio nacer deportivamente, le despidió en la Pista Central de Flushing Meadows con una interminable ovación ante la que no pudo contener las lágrimas luego de la derrota ante el desconocido alemán Benjamin Becker.

 

Otros dos que dijeron adiós a la actividad fueron el marroquí atleta Hicham El Guerrouj y el nadador australiano Ian Thorpe.

 

Hicham El Guerrouj dejó un legado como mediofondista. (Foto: EFE)

El Guerrouj anunció su retiro tras 16 años compitiendo al máximo nivel. Considerado por muchos mejor mediofondista de la historia decidió apartarse de la máxima competición con 32 años y numerosas medallas en su cuello.

 

El africano tiene la marca mundial para 1.500 metros y dejó de correr con dos oros olímpicos, ambos en Atenas 2004, en las categorías de 1.500 y 5.000 metros. Además en su carrera sumó seis campeonatos del mundo, dos de ellos en pista cubierta.

 

A todas estas despedidas también se unió la de otro gran deportista, a pesar de su corta trayectoria profesional: el nadador australiano Ian Thorpe. Con tan sólo 24 años, el "Torpedo" anunció su retiro por problemas de salud y falta de motivación.

 

A pesar de su corta edad, Thorpe abandona las piscinas con nueve medallas olímpicas en Sidney 2000 y Atenas 2004, trece medallas de oro en campeonatos del mundo y trece marcas mundiales entre 1999 y 2002.

 

Las estrellas que brillaron en 2006

 

Sin la trascendencia de Roger Federer, pero con el mismo abismal dominio, Tiger Woods firmó un nuevo año de oro, alcanzando 11 títulos, entre ellos dos majors (el Abierto Británico y el Campeonato PGA), demostrando que es candidato a ser el mejor golfista de la historia.

 

Sin embargo, su 2006 también tuvo sombras. Primero, el fallecimiento de su padre Earl, que no impidió que participase en el Masters de Augusta. La segunda se produjo en el Abierto de los Estados Unidos, donde por primera vez en su carrera no pasó el corte de un major, y finalmente, en septiembre, fue incapaz de conducir a Estados Unidos en la Ryder Cup, que se quedó en posesión de Europa.

 

Asafa Powell destrozó los cronómetros en el atletismo mundial. (Foto: EFE)

Otro nombre que merece escribirse con mayúsculas es el de Asafa Powell. El jamaiquino, plusmarquista mundial en los 100 metros planos, igualó en dos ocasiones su marca de 9,77 segundos en el hectómetro.

 

Primero fue en la localidad inglesa de Gateshead el 11 de junio y después en Zurich el 18 de agosto, aunque para vergüenza del mundo del atletismo, dicha marca sigue estando oficialmente compartida con el estadounidense Justin Gatlin, suspendido por dopaje.

 

El caribeño, de 24 años, ganó 22 carreras del hectómetro de forma consecutiva y entre los éxitos se incluyen los meetings de la Liga de Oro (Oslo, París, Roma, Zurich, Bruselas y Berlín), la IV Final Mundial en Stuttgart y los Juegos de la Commonwealth de Melbourne. Todo ello le valió ser nombrado "Atleta del Año" por la IAAF.

 

En el tenis femenino, la tenista belga Justine Henin-Hardenne se recuperó de numerosas adversidades para terminar el año, por segunda vez en su carrera, en lo más alto del escalafón de la WTA.

 

Henin se adjudicó seis títulos esta temporada entre los que destacan Roland Garros y el Sony Ericsson Championships por lo que ya acumula 29 en su laureado palmarés.

 

Entre las damas también resaltó la joven golfista mexicana Lorena Ochoa, de 25 años, quien se hizo con el número uno de la clasificación con seis títulos en su palmarés superando a la sueca Annika Sorenstam, líder los cinco años anteriores.

 

España y Brasil dominaron el baloncesto y el voleibol

 

Aunque al Mundial de Japón 2006 llegó Estados Unidos con un plantel estelar, llenó de figuras de la NBA, nuevamente el baloncesto de la FIBA se quedó con los máximos honores gracias a España y dejó con las manos vacías a los inventores de este deporte.

 

Pau Gasol lideró a España a su primer título mundial en baloncesto. (Foto: EFE)

Comandado por Pau Gasol, el cuadro europeo alcanzó la gloria por primera vez en su historia gracias a un trabajo formativo de años y que culminó con la aplastante victoria sobre Grecia en la final.

 

Atrás quedó el equipo de LeBron James y Carmelo Anthony, que sólo quedaron terceros al derrotar a Argentina, que no pudo revalidar su medalla olímpica en el Lejano Oriente.

 

También en Japón se desarrolló el Mundial de Voleibol 2006, instancia donde Brasil sacó a relucir todo su potencial para alzarse con el bicampeonato.

 

El equipo sudamericano, comandado por el mejor jugador del mundo, Giba, tuvo un comienzo vacilante, pero terminó arrasando con sus rivales, en especial con Serbia y Bulgaria, en semifinales y en la final.

 

Lapidarios resultados le permitieron al equipo verdeamarillo consagrarse una vez más como los mejores en el deporte de los remaches y los bloqueos. (Cooperativa.cl)

Publicidad
Publicidad

Comentarios

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Publicar en su sitio