Publicidad
Síguenos:
Publicidad

González se consolidó como top ten y Massú sigue buscando el repunte

Publicidad

El ranking ATP de 2006 señala que Fernando González es el décimo mejor jugador del mundo, lo que el número uno nacional logró gracias a una destacada actuación que lo llevó a mostrar un tenis de alto nivel, pese a que no consiguió títulos. Por el lado de Nicolás Massú, el viñamarino finalizó 44º, pero está seguro que en 2007 podrá volver a acercarse a la elite internacional.

 

La pasada temporada no empezó bien para el de La Reina, ya que no pudo defender la corona obtenida en 2005 en Auckland, y posteriormente tuvo una decepcionante actuación en el Abierto de Australia, donde cayó en el debut.

 

En Viña del Mar llegó hasta semifinales, donde fue eliminado por Nicolás Massú, y posteriormente no pudo levantar su nivel en tierras estadounidenses en su paso por los Masters Series de Indian Wells y Miami.

 

González encontró en Roger Federer a un escollo insalvable, como en la final de Madrid. (Foto Archivo: EFE)

La primera muestra de lo que podría venir más adelante la dio en Montecarlo, con una sobresaliente actuación que lo llevó hasta las semifinales, donde por primera vez en el año se encontró con el imbatible suizo Roger Federer.

 

Fernando González ascendió hasta la décima casilla del Sistema de Entrada y logró su sueño de ser top ten tras el Masters Series de la ciudad condal, pero las relaciones con su técnico, el argentino Horacio de la Peña, se fueron distanciando.

 

Así, tras su llegada a Chile el 24 de abril, la primera raqueta nacional oficializó el término del trabajo en conjunto con De la Peña tras cuatro años y siete meses de una relación profesional que lo llevó a ganarse un lugar dentro de la elite mundial.

 

En solitario, el número uno nacional siguió mejorando, hasta que el 5 de mayo anunció la contratación del experimentado estadounidense Larry Stefanki, con quien vendría el repunte definitivo hasta terminar el año como uno de los mejores del circuito.

 

Los Grand Slams fueron la gran deuda de González, ya que tras su fracaso en Australia llegó a Roland Garros con grandes expectativas, pero sólo superó una ronda. Luego, en Wimbledon y en el US Open no pasaría de la tercera fase.

 

Las semifinales que alcanzó en el Masters Series de Canadá, donde nuevamente se topó con Federer, fueron la primera muestra de lo que vendría en el segundo semestre, con un tenis sobresaliente que sólo se inclinó ante los mejores del mundo.

 

Tres finales consecutivas en el tramo final, en Viena, el Masters Series de Madrid y Basilea, fueron lo mejor de González en el año, aunque el croata Ivan Ljubicic en la primera, y Roger Federer en las dos últimas frustraron sus sueños de levantar un trofeo.

 

Una derrota en su debut en la segunda ronda de París-Bercy puso fin a la posibilidad de acceder al Masters de Shanghai -destinado para los ocho mejores de la temporada-, pero pese a ello el jugador de La Reina culminó el año como top ten (llegó a ser séptimo, la mejor ubicación de su carrera) y tendrá un expectante 2007 donde buscará consolidarse entre los mejores del circuito profesional.

 

Massú confía en remontar

 

El martes 31 de octubre, tras caer en su debut en el Masters Series de París-Bercy, Nicolás Massú puso fin a una temporada 2006 en la que no logró el objetivo de instalarse entre los 20 mejores del mundo, pero al menos estuvo libre de lesiones y sumó partidos a su "rodaje" con miras a remontar el año que viene.

 

Nicolás Massú se quedó con el título de Costa do Sauípe, tras un buen inicio que luego se fue diluyendo. (Foto Archivo: EFE)

El número dos de Chile tuvo un buen inicio de temporada con su acceso a la final de Viña del Mar, que perdió frente al argentino José Acasuso, y el posterior título de Costa do Sauípe en Brasil, que le sirvió para sumar la sexta corona de su carrera.

 

Sin embargo, el tenis de Massú se fue diluyendo, y el mismo viñamarino reconoció que la temporada estuvo marcada por los altibajos.

 

"Hay que ser realista: no es lo que yo espero estar 40 del mundo. He demostrado tener tenis para estar más arriba, más allá de por qué no lo logré este año. Lo fundamental es que no fui regular en los torneos que realmente importan", señaló, para agregar que 2006 "fue un año sólo regular".

 

Entre los puntos altos del pupilo de Gabriel Markus están -además de la final de Viña y el título de Costa do Sauípe- la final en Casablanca (Marruecos) que perdió a manos del italiano Daniele Bracciali, y la final de Amersfoort (Holanda), en la que cayó ante el serbio Novak Djokovic.

 

El torneo de New Haven (Estados Unidos) fue el último gran intento de Massú, pero el argentino Agustín Calleri lo superó en cuartos de final.

 

En los Grand Slams, la segunda raqueta nacional no tuvo suerte, y cayó en primera ronda de Australia y Wimbledon, mientras que en el US Open sólo avanzó a la etapa de los 64 mejores. Su mejor actuación fue en Roland Garros, pero su sólido avance a la tercera ronda se vio detenido por la figura del suizo Roger Federer.

 

Capdeville, García y los demás

 

Paul Capdeville tiene el sólido propósito de llegar al grupo de los 100 mejores del mundo, pero en 2006 no la cumplió, pese a rasguñar la opción en abril, cuando llegó a estar 104º.

 

Paul Capdeville terminó el año lejos de su objetivo.

El número tres de Chile tuvo un año irregular con algunos resultados importantes como la final del challenger de Santiago y los cuartos de final en el ATP de Memphis, incluyendo una victoria sobre el español Tommy Robredo (14º en ese momento y actual 7º).

 

El triunfo ante el estadounidense Robby Ginepri en la Copa Mundial por Equipos de Düsseldorf; su llegada a segunda ronda en Roland Garros y la final del challenger de Bronx, además de un triunfo en Copa Davis ante el estadounidense James Blake se suman a sus logros.

 

En el lado contrario queda que no sumó título alguno, además de terminar el año en el puesto 149º, un lugar más abajo que en 2005.

 

Pero la tercera raqueta nacional está decidida a mejorar, y para ello en la próxima temporada contará con la ayuda del técnico argentino Diego Moyano, quien es coach hace dos años y en su registro tiene haber entrenado a Guillermo Coria.

 

Adrián García terminó el año en el puesto 226º, y sus mejor actuación llegó en el challenger de Manerbio (Italia), mientras que en Scheveningen (Holanda) fue semifinalista.

 

El penquista tuvo una temporada irregular, marcada por un pésimo inicio en el que perdió en primera ronda en nueve de 11 torneos, incluidos el challenger de Santiago y el ATP de Viña del Mar.

 

Jorge Aguilar (308º) logró dos coronas, en el Futuro México 13 y en el Chile 3 -primera en territorio nacional-, mientras que Guillermo Hormazábal (544º) alcanzó tres finales (Chile F1, Chile F5 y Polonia F9), pero sólo pudo festejar en el dobles al ganar junto a Hermes Gamonal el Futuro Chile 1.

 

El regreso de Marcelo Ríos como "veterano"

 

"Fue un buen año, hice algo de ruido", señaló Marcelo Ríos para evaluar su regreso al tenis como parte del Merril Lynch Tour of Champions, el circuito de veteranos de la ATP.

 

Marcelo Ríos lo ganó todo como "veterano", pero al final falló en el Masters. (Foto: Merril Lynch Tour of Champions)

El ex número uno del mundo decidió volver a jugar tenis, y pese a que a sus 30 años sólo buscaba "divertirse", demostró con creces que el nivel sigue intacto, al arrasar con cuanto rival se le puso al frente y llegar a la friolera de 25 triunfos en igual número de presentaciones y seis títulos consecutivos.

 

El término de su gran racha llegó cuando pensaba en terminar el año en forma invicta, al caer inesperadamente ante el holandés de 40 años Paul Haarhuis, en su segundo duelo en el torneo de Frankfurt (Alemania).

 

De ahí en más el de Vitacura se relajó, y perdió ante el croata Goran Ivanisevic para quedar fuera de su primera final, aunque su presencia en el gran Masters de Londres estaba asegurada, y allí buscaría dar el golpe definitivo.

 

Sin embargo, el propio Haarhuis volvió a superar a Ríos y lo dejó sin la opción de luchar por el título. Finalmente, el ex número uno mundial no pudo ganar el Masters, pero aseguró con creces el liderato del Tour, para ser premiado como el mejor de la temporada.

 

Su vuelta al tenis activo despertó muchas especulaciones sobre un posible regreso al profesionalismo o al equipo chileno de Copa Davis, pero el zurdo lo descartó. Lo que sí aceptó fue la invitación del ATP de Viña del Mar para participar en su edición 2007, aunque dejó en claro que de ahí seguirá como "veterano".

 

Cuartofinalistas de la Copa Davis

 

El claro triunfo por 4-1 sobre República Checa en la Medialuna de Rancagua que el equipo chileno logró en febrero de 2006, para acceder a cuartos de final del Grupo Mundial de Copa Davis, desató las ilusiones de seguir avanzando en pos de conseguir la Ensaladera de Plata.

 

Chile superó con autoridad a República Checa y llegó a cusrtos de final de la Copa Davis (Foto Archivo: EFE)

Fernando González superó a Michal Mertinak y Nicolás Massú hizo lo propio contra Dominik Hrbaty, para que luego los campeones olímpicos derrotaran a Mertinak y Lukas Lacko para asegurar el paso a la siguiente ronda luego de 24 años de espera.

 

El triunfo de Paul Capdeville sobre Victor Bruthans y el retiro por problemas físicos de Adrián García frente a Lacko cerraron el 4-1 a favor del equipo capitaneado por Hans Gildemeister, que luego debió enfrentarse en cuartos de final ante el poderoso Estados Unidos.

 

El pasto del Mission Hills Country Club, ubicado en Rancho Mirage, California, fue el escenario elegido por el conjunto norteamericano, que apostó a la superficie más difícil para Chile como principal posibilidad para quedarse con la victoria.

 

El 7 de abril, Fernando González sacó a relucir su mejor tenis y dio vuelta un partido imposible contra James Blake para adelantar impensadamente a Chile sobre Estados Unidos, pero luego Andy Roddick bombardeó a Nicolás Massú y lo superó para igualar las acciones.

 

Capdeville y García fueron los escogidos por Hans Gildemeister para afrontar el dobles ante los hermanos Bob y Mike Bryan, y los especialistas estadounidenses ganaron por paliza para dejar la llave 2-1.

 

El esfuerzo de González no alcanzó para llevar a Chile a semifinales (Foto Archivo: EFE)

El domingo 9 de abril, el choque de los número uno de cada país sacó chispas, pero González no pudo ante Roddick, y en un duelo con más de una polémica por los cobros arbitrales cayó por 6-4, 5-7, 3-6 y 2-6, para poner fin al sueño de llegar a semifinales.

 

Paul Capdeville hizo más honrosa la derrota con un triunfo sobre James Blake, pero Chile no tuvo más que retornar al país y esperar el sorteo de cara a 2007, donde recibirá al campeón Rusia en La Serena en busca de avanzar nuevamente a los cuartos de final del Grupo Mundial de Copa Davis. (Cooperativa.cl)

Publicidad
Publicidad

Comentarios

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Publicar en su sitio