Felipe Mora, el jugador que a punta de goles fue clave en el 18° título de U. de Chile

Con 13 dianas, el delantero fue figura en el equipo de Guillermo Hoyos.

Debutó con 17 años en Audax Italiano y jugó el Mundial sub 20 de Turquía 2013.

Foto: Archivo Felipe Mora, el jugador que a punta de goles fue clave en el 18° título de U. de Chile
Llévatelo:

Universidad de Chile consiguió este sábado su estrella número 18 en la primera división del fútbol nacional, un torneo que, sin dudas, quedará marcado por el "destape" goleador de Felipe Mora, un hombre que resultó siendo la clave para el nuevo título del cuadro azul.

Nacido el 2 de agosto de 1993 en La Florida, el atacante llegó con 13 años a las divisiones menores de Audax Italiano donde se cansó de hacer goles. En total fueron más de 200 hasta que fue promovido cuatro años después al primer equipo por Omar Labruna.

Ese mismo 2011, en su segundo partido como titular, Mora comenzó a robarse las miradas marcándole tres goles a Cobreloa en Calama en un partido que los "itálicos" ganaron por 4-3. Se transformó así en el segundo futbolista más joven en marcar un hat trick tras Alexis Sánchez.

A punta de goles y buen rendimiento el joven delantero se ganó un lugar en el equipo floridano. Así mismo, llamó la atención de Mario Salas quien lo llevó al Sudamericano sub de Argentina el 2013 y posteriormente al Mundial de la categoría jugado en Turquía.

Pese a su buen rendimiento en Audax, el técnico se inclinó por Nicolás Castillo como el centrodelantero del equipo, relegando a Mora a la banca de suplentes. En el Sudamericano logró convertir un gol ante Ecuador en el 4-1 del hexagonal final.

En Turquía, se sumó Angelo Henríquez, por esos días en Manchester United, a la competencia por un puesto en la ofensiva por lo que Mora sólo fue titular en la derrota por 2-1 ante Irak por la última fecha de la fase de grupos, marcando el gol del descuento chileno. El ariete, además, sumó algunos minutos frente a Inglaterra.

Tras su participación con la Rojita, Mora volvió para consolidarse a Audax Italiano, jugando otras tres temporadas habitualmente hasta que Universidad de Chile decidió llevarse sus goles al CDA.

Fue a mediados de 2016 cuando la dirigencia azul decidió comprar el 70 por ciento del pase del futbolista que en una de sus primeras declaraciones aseguró que tener "hartas ganas, voy a jugar como un hincha más en la cancha, espero hacer muchos goles más aquí".

Y al parecer el "guaje", como le comenzaron a decir tras una comparación de su técnico Guillermo Hoyos con el español David Villa, iba cumplir con su palabra.

Su debut con la camiseta azul fue soñado. Mora le marcó dos goles a Estudiantes de La Plata en un partido amistoso que terminó igualado por 2-2, opacando el estreno del argentino Gastón Fernández, en quien estaban puestas todas las miradas.

Ese encuentro le permitió ganarse la confianza de Sebastián Beccacece quien lo consideró su '9' titular. El atacante floridano, eso sí, tardo tres duelos oficiales en convertir su primer gol y fue, casi por obra del destino, ante el mismo rival contra el que festejó este sábado, San Luis de Quillota.

En un equipo que no funcionaba y que sufrió un cambio de técnico a mitad de semestre, Mora dejó de ser indiscutido tras el arribo de Víctor Hugo Castañeda, totalizando con cinco dianas en su primer semestre.

Aunque debutó siendo titular en el presente Torneo de Clausura, ya con Hoyos en la banca, en los siguientes tres encuentros sólo fue alternativa y no fue hasta la quinta fecha que se ganó el puesto definitivamente, eso tras la abrupta salida de Gastón Fernández del equipo.

En ese partido, ante Palestino, el atacante nacional marcó dos goles y de ahí no paró más: Audax Italiano (3 dianas), Unión Española, Colo Colo, Antofagasta, Santiago Wanderers, Universidad Católica, Cobresal, O'Higgins y San Luis sufrieron con los goles de Mora en el torneo, además de uno que le convirtió a Corinthians por Copa Sudamericana.

De esta forma, con 13 conquistas se transformó en el goleador del Torneo de Clausura y del campeón del fútbol chileno, convirtiéndose en un hombre clave en la obtención de una corona que se fue construyendo de a poco y, en gran parte, gracias a los goles del "guaje" Mora.