José Luis Navarrete: Para mí no hay ningún problema con que Johnny Herrera siga en el club

El presidente de Azul Azul habló sobre la situación que vive el portero de la U.

Foto: Photosport José Luis Navarrete: Para mí no hay ningún problema con que Johnny Herrera siga en el club
Llévatelo:

El presidente de Azul Azul, José Luis Navarrete, afirmó que en su cargo no ve ningún problema con la permanencia del portero Johnny Herrera en Universidad de Chile para el segundo semestre y adelantó que "con el respeto que merece", se sentará a conversar con el jugador.

"Nadie desconoce sus virtudes ni lo que ha ganado en el club, merece respeto y con el mismo respeto vamos a conversar en estos días, tenemos programada una reunión y evaluaremos su requerimiento", señaló el dirigente de la concesionaria que administra a la U.

"Su contrato se termina a fin de año, lo que es por todos sabido. Pido que nos dejen trabajar tranquilos, todos estamos haciendo el mejor esfuerzo para sacar esto adelante y no es fácil", continuó.

Luego, apuntó a que el golero se mantendrá en el plantel: "Lógico, si él es un jugador del club, para mí no hay ningún problema con que siga en el club. A nosotros no nos ha dicho nada, tiene contrato hasta fin de año y cuando termine esto nos vamos a sentar a conversar".

"Yo converso con Johnny todos los días, no hay que desconocer lo que ha ganado, es un referente y un ídolo, pero tiene algunas equivocaciones que se logran dilucidar cuando uno conversa cara a cara, ojalá con un café, más relajados", agregó.

Por último, el máximo dirigente de Azul Azul expuso que Johnny Herrera "es un tremendo jugador, ¿por qué lo vamos a dejar partir?", y que con el fin de resolver sus problemas con el técnico Alfredo Arias, "uno se sienta a conversar tranquilamente como todas las personas en todos los clubes y empresas".

Johnny Herrera vive un conflicto con el técnico Arias debido a que éste dijo que la única forma en que el ex seleccionado chileno puede jugar como titular es si se lesiona el actual portero estelar, Fernando De Paul, lo que gatilló sus deseos de partir.