Entrenador de Palmeiras: No somos los mejores del mundo, pero logramos un equipo increíble

Llévatelo:

El entrenador de Palmeiras de Benjamín Kuscevic, el portugués Abel Ferreira, indicó este sábado, tras ganar la Copa Libertadores (2-1 a Flamengo de Mauricio Isla), que, cuando Deyverson, le dio un beso y lo convirtió "de sapito en un príncipe".

Ferreira describió así al delantero que llegó al Palmeiras tras pasar por los equipos españoles Levante y Alavés. Su "príncipe" marcó hoy el el gol del triunfo en la final de la Copa Libertadores.

"No es el mejor jugador del mundo ni soy el mejor entrenador del mundo, pero logramos un elenco increíble", comentó el entrenador del Palmeiras, que este sábado alcanzó el tricampeonato en el máximo torneo continental, al sumar un triunfo a los logrados en 1999 y 2020.

El entrenador luso dijo que no "se aferra a los problemas" y que, por ello, "siempre estuvo acostumbrado a hacer más con menos" y, en este caso, a trabajar sin refuerzos por ahorro en el club.