¡Campeones! Flamengo superó a River Plate en una histórica final con infartante desenlace

El "mengao" dio vuelta el marcador del partido en los descuentos.

El chileno Paulo Díaz ingresó en el segundo tiempo en los "millonarios".

Foto: EFE ¡Campeones! Flamengo superó a River Plate en una histórica final con infartante desenlace
Llévatelo:

Flamengo se coronó campeón de la edición 2019 de la Copa Libertadores tras vencer en una histórica final a River Plate por 2-1 en el Estadio Monumental de Lima, en un partido que tuvo un infartante desenlace. 

El "mengao" se quedó con el título tras imponerse en una serie que por primera vez se disputó a partido único y que en principio se jugaría en Santiago, pero que debió trasladarse a la capital peruana por la crisis social que se vive en nuestro país.

Los "millonarios" estuvieron en ventaja casi todo el partido y recién sobre el final el elenco brasileño reaccionó para revertir el resultado, logrando su segunda corona en el torneo de clubes más importante del continente.

Pese a dominar en los primeros minutos, los de la "banda sangre" se pusieron arriba en el marcador a los 14' mediante el colombiano Rafael Santos Borré, quien recibió un centro hacia atrás en el área y remató de media vuelta para batir al meta Diego Alves.

En el complemento el meta Franco Armani contuvo de gran manera un disparo de Everton Ribero frente al arco a los 57' que pudo ser la igualdad. En la jugada, un balón pareció dar en el brazo de Nicolás de la Cruz y todos en Flamengo pidieron penal.

El juez chileno Roberto Tobar debió recurrir al VAR para revisar la jugada, pero finalmente se descartó la pena máxima y el encuentro prosiguió.

En los 77' el técnico Marcelo Gallardo dispuso el ingreso del zaguero chileno Paulo Díaz, quien entró para reemplazar al resentido Milton casco.

Cuando quedaban dos minutos para el término del tiempo reglamentario, Gabriel Barbosa conectó un centro del uruguayo Giorgian De Arrascaeta en la boca del arco y desató la algarabía de los miles de hinchas del "mengao" que llegaron al reducto de la capital "incaica".

Cuando todo indicaba que el partido se iría al alargue, el mismo Gabigol recibió un pase largo al área y tras acomodarse fusiló al meta Armani para sentenciar el encuentro a favor de los cariocas.

En los últimos instantes del partido se fueron expulsado Exequiel Palacios en River por empujar a un rival y después el goleador Barbosa por provocar a la hinchada de los "millonarios".

Finalmente la victoria fue para Flamengo, que con esto consigue su segundo título de Copa Libertadores después del obtenido en 1981 ante Cobreloa.