Roberto Tobar: Estoy agradecido de la prensa argentina, pero es imposible que dirija la vuelta

El juez chileno se refirió a los elogios que recibió al otro lado de la cordillera tras su buen desempeño en la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate.

Foto: EFE Roberto Tobar: Estoy agradecido de la prensa argentina, pero es imposible que dirija la vuelta

El juez chileno Roberto Tobar se mostró agradecido por los elogios que ha recibido en algunos medios argentinos por su buen desempeño en la primera final de la Copa Libertadores, con incluso algunos pidiendo que dirija también el duelo de vuelta, opción descartada por el árbitro nacional. 

En conversación con Al Aire Libre en Cooperativa, el pito criollo dijo que "estoy agradecido de la prensa argentina, en especial de Martín (Liberman) y de Oscar Ruggeri, que me estaban pidiendo para dirigir la vuelta. Pero es imposible. Estoy muy contento porque se está hablando del arbitraje chileno, que está en un muy buen pie. Estamos trabajando muy fuerte, se están haciendo trabajos prácticos casi todas las semanas".

En relación a la evalucación que hace de su trabajo en el Superclásico trasandino entre Boca Juniors y River Plate, Tobar señaló que "en general creo que aprobamos, era un partido muy importante y muy trascendente. Era la final de la Copa Libertadores con dos equipos con mucha historia y muy importantes. Creo que al final se hizo un buen trabajo, donde felizmente no incidimos en el resultado del partido".

A su vez, al juez chileno se le consultó por algunas decisiones puntuales, como el penal no cobrado al delantero "xeneize" Ramón Abila. "En la situación de Abila veo un contacto normal, natural del juego, donde cae este jugador y observo que me desaprueba con palabras y tengo que amonestarlo", indicó.

También habló del gesto que le hizo el delantero colombiano del "millonario" Rafael Santos Borré, asegurando que "la de Borré es una amarilla por infringir persistentemente las reglas del juego, donde observo que siempre trata de cortar los avances cuando el equipo adversario va saliendo, ya lo había hecho cuatro o cinco veces así que decidí amonestarlo. Sobre la posible desaprobación que hace a mis espaldas, no lo vi ni escuché. Me dicen que hizo un gesto con la mano, pero nada más".