Superclásico en el TAS: Días claves para Boca y su intención de quitarle la Libertadores a River

Entre martes y miércoles se desarrollará la audiencia final por el reclamo xeneize.

Foto: Archivo Superclásico en el TAS: Días claves para Boca y su intención de quitarle la Libertadores a River
Llévatelo:

Entre martes y miércoles se desarrollará en Madrid, misma ciudad en la que se jugó la final de la Copa Libertadores de América 2018, la última audiencia del TAS en el caso de la demanda de Boca Juniors contra River Plate y la Conmebol por los incidentes ocurridos previo al duelo decisivo del torneo en el Estadio Monumental, encuentro que fue suspendido y trasladado a España.

Luego del 2-2 que protagonizaron en La Bombonera los dos equipos de mayor convocatoria del fútbol argentino, la revancha debía disputarse en Núñez, sin embargo, el bus de Boca fue atacado por un hincha que lanzó piedras que terminaron con algunos jugadores con heridas, uno de ellos el por entonces capitán Pablo Pérez.

Tras el incidente, la Conmebol incurrió en una serie de malas decisiones en su afán de que la final se dispute a toda costa, por lo que pasaron varias horas para que el encuentro sea suspendido, aunque se corrió para el día siguiente.

Con las tribunas del Monumental repletas, el ente rector del fútbol mundial volvió a suspender el encuentro debido a que Boca alegó que los jugadores heridos no estaban en condiciones de disputar el trascendental duelo.

Ante esta situación, Boca decidió demandar a River Plate ante la Conmebol, la que fue rechazada aunque sí se multó al club "millonario", además de hacerle perder la localía, llevando la final de revancha al Estadio Santiago Bernabéu.

La final se llevó a cabo así y River Plate la ganó por 3-1 coronándose campeón de la Copa Libertadores de América el 9 de diciembre de 2018.

En una primera instancia, Boca había pedido al TAS que la final no se dispute, pero este recurso fue desestimado. El cuadro "xeneize" no conforme con ello decidió, un mes y medio después, presentar una demanda forman ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

En esta demanda, Boca pide los premios que debió percibir en el caso de ser campeón, los ingresos por disputar el Mundial de Clubes y la Recopa Sudamericana y también todos los costos por haber tenido que viajar a Madrid. La suma supera los 10 millones de dólares.

Según el presidente Daniel Angelici el club sigue adelante con el proceso porque consideran que hay un perjuicio económico y deportivo y que además la Conmebol, con la jurisprudencia de su fallo de 2015 cuando descalificó a Boca de la Copa Libertadores -también contra River, pero por los octavos de final-, esta vez decidió no resolver lo mismo porque se trataba de una final.

Desde el lado "millonario" hay confianza, tal como lo expresó el presidente Rodolfo D'Onofrio a Radio Mitre. "Si bien el Tribunal le puede dar la copa a Boca, porque está dentro de las posibilidades, veo difícil que le den la razón. Siempre se le ofrece a las partes llegar a un acuerdo antes de la audiencia, pero este tema es muy difícil porque está la copa en el medio", expuso.

"El club tiene a favor que el Ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires (Martín Ocampo) renunció y eso es muy fuerte. No hay antecedentes de cambio de un resultado por casos relacionados a la inseguridad. La decisión puede tardar cerca de tres meses", agregó respecto a los incidentes antes mencionados.

Lo cierto, es que en estos dos intensos días, ambos clubes presentarán sus argumentos y será el TAS el que deba decidir si deja todo como está, la de la Copa Libertadores a Boca Juniors o se limita a sancionar económicamente a la Conmebol. Eso sí, para conocer la resolución final habrá que seguir esperando.