Se conoció denuncia sobre polémico partido de liguilla de Promoción entre Huachipato y Copiapó

Así lo publicó la revista Tribuna Andes.

Se conoció denuncia sobre polémico partido de liguilla de Promoción entre Huachipato y Copiapó
Llévatelo:

En las últimas horas surgió la información sobre una denuncia acerca del polémico encuentro de liguilla de Promoción disputada entre Huachipato y Copiapó en Talcahuano, donde algunos árbitros apuntaron hacia la Comisión de Arbitros, la cual incitó a cobrar un penal que terminó por decidir la serie a favor de los "acereros".

En dicha jornada, el juez Francisco Gilabert cobró pena máxima tras revisar una jugada entre Diego García y Walter Mazzanti en el VAR, de la cual estaba convencido que no era falta, pero tras una supuesta llamada de Mario Vargas, quality manager (QM) en ese encuentro, hubo un cambio de criterio.

Los jueces, según dio a conocer la revista Tribuna Andes, acusan que Vargas les dijo "para Santiago es penal", según reveló la publicación, argumentando que la cita es de un audio en que un juez habla con un amigo y describe los sucesos.

"El resumen del audio explica que Gilabert, al sancionar la pena máxima, cree que lo llamarán. Luego, al revisar la imagen, decide salir con tiro de esquina. Justo cuando se aprestaba a cambiar su determinación lo llaman haciéndole ver que mirara la camiseta, porque existía un jalón", expone la revista.

De acuerdo a estos datos, a Gilabert no le pareció falta, pero "ante la insistencia e intempestiva modificación de criterios" de sus compañeros del VAR, entendió que tenía que cobrar penal.

"Al finalizar el partido, el audio narra que los integrantes del VAR le dicen a Gilabert que entendió el mensaje: 'Llamaron de Santiago y tenías que cobrar penal'", postulan.

En estos audios se afirma que Javier Castrilli, presidente de la comisión, llamó a Gilabert y lo felicitó por la personalidad y por su decisión.

Por otra parte, estiman que el juez "se sintió obligado a cobrar algo indebido, mortificándose por no sancionar de acuerdo a su evaluación".

Mario Vargas respondió en la propia publicación que "nunca recibí ninguna llamada. Yo no dije nada", mientras que Osvaldo Talamilla, director de la comisión, afirmó que "no hubo ninguna relación con el QM" y Gilabert reconoció que se equivocó en la evaluación "y lo pagué caro".