Zvonimir Boban dejó su cargo en la FIFA para regresar a AC Milan

El croata será el nuevo "jefe de fútbol" en el club donde brilló como jugador.

Foto: EFE Zvonimir Boban dejó su cargo en la FIFA para regresar a AC Milan
Llévatelo:

El ex jugador croata Zvonimir Boban, que llevaba trabajando desde mayo de 2016 como secretario general adjunto de la FIFA, dejó este viernes el organismo presidido por el suizo Gianni Infantino para convertirse en el nuevo "jefe de fútbol" de AC Milan, el equipo de su vida.

"AC Milan comunica el nombramiento de Zvonimir Boban como jefe de fútbol del club. Boban será responsable de la coordinación y de la supervisión de las actividades deportivas, trabajando junto al consejero delegado, (el sudafricano) Ivan Gazidis", rezó el comunicado oficial publicado por el club italiano.

Asimismo, la FIFA confirmó la salida del ex futbolista croata, de 50 años, quien se despidió con un profundo mensaje de agradecimiento a Infantino.

"Siempre estaré agradecido al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, por la oportunidad que me dio tras su elección en 2016. Fiel a su manifiesto 'devolver el fútbol a la FIFA y devolver la FIFA al fútbol', tuvo el coraje de dar a un exjugador un rol tan importante en el organismo", afirmó Boban.

"Fui encargado de gestionar importantes proyectos, como la promoción del Mundial de Clubes o la carrera para la organización de la Copa del Mundo de 2026 (ganada por Canadá, Estados Unidos y México), además del revolucionario VAR, que ha hecho el juego más correcto y que ha protegido su integridad", agregó.

Media punta de gran carisma y calidad técnica, Boban decidió regresar a AC Milan para "devolverlo a dónde pertenece", después de que en su carrera de jugador conquistara nueve trofeos con el cuadro milanés, entre ellos la Copa de Europa de 1994.

"Estoy muy feliz por regresar a mi querido Milan, tratando de dar mi aportación para devolverlo a dónde pertenece. Tiene que ser un club protagonista y ganador, porque esta es la única naturaleza de su historia. Lo daré todo para nuestros colores", dijo el croata.

Y reiteró su agradecimiento a Infantino por permitirle dejar a la FIFA: "Debo dar las gracias a Infantino, que pese a ser aficionado del Inter de Milán, ha sido un verdadero amigo y ha entendido que esta era una oportunidad parecida a la que tuvo él hace tres años (cuando fue elegido como presidente)".