Opinión

La columna de Ernesto Contreras: La redención de Woodley

El resistido campeón welter brindó la performance de su carrera y acabó con el invicto del inglés Darren Till.

La columna de Ernesto Contreras: La redención de Woodley

Por Ernesto Contreras, @contrerasdelzo

Tyron Woodley lo hizo de nuevo. El resistido monarca de las 170 libras acalló las críticas por sus últimas performances y retuvo su título welter, tras someter al invicto inglés Darren Till en el segundo round a través de un D'Arce

"The Chosen One" afrontaba su cuarta defensa titular, luego de vencer a Stephen Thompson en dos decisiones mayoritarias y al brasileño Demian Maia en una aburrida decisión unánime.

Si bien su primer enfrentamiento con "Wonderboy" ganó el bono a la pelea de la noche, sus siguientes defensas, ante el propio Thompson y el citado Maia, dejaron mucho que desear e incluso fue duramente criticado por el presidente del UFC Dana White.

"Una buena forma de resumirlo es que Tyron Woodley ha roto el récord de menos golpes lanzados en una pelea. Creo que el récord estaba en 130 y él lanzó 60. Demian Maia se hizo daño en un ojo en el primer asalto. Tyron Woodley es más rápido, más fuerte y más explosivo. Creo que podría haber terminado la pelea en el primer asalto. Es fácil decir que una victoria es una victoria, pero cuando te abuchean fuera del octágono es porque la gente no quiere verte pelear. Así es cómo se gana la vida. Si la gente no quiere verte pelear no es bueno. Si preguntamos a los aficionados si quieren ver pelear a Woodley creo que la respuesta será no. Puede terminar la pelea cuando quiera, pero no quiere correr riesgos. Si no corres riesgos, no consigues la recompensa", apuntó White tras la pelea con Maia.

Trece meses después de esa nefasta presentación, Woodley buscaría su redención ante la nueva sensación de las 170 libras, el inglés Darren Till.

"The Gorilla" llegaba a la pelea invicto y con dos resonantes victorias bajo la manga, ante Thompson y Cerrone,  pero dentro del octágono se encontró con la mejor versión de Woodley.

Tras un primer asalto de medición, "The Chosen One" conectó una brutal derecha que mandó al británico a la lona. Luego de un infernal ground and pound, el campeón cerró la pelea con un ahorque D'Arce a los cuatro minutos con 19 segundos del segundo asalto.

Con esta cuarta defensa Woodley se consolida como uno de los mejores peso welter de todos los tiempos,  y gracias a su impecable performance ante Till recuperó la credibilidad que por un momento extravió.

-