La columna de Ernesto Contreras: Whittaker vs. Adesanya, por la supremacía de Oceanía

Revisa la previa de la pelea de este sábado en Australia.

La columna de Ernesto Contreras: Whittaker vs. Adesanya, por la supremacía de Oceanía
Llévatelo:

Este sábado, Australia vivirá la pelea más grande de su historia. En el evento estelar del UFC 243 el campeón Robert Whittaker unificará cinturones con el monarca interino, Israel Adesanya.

"Bobby Knuckles", quien está 8-0 en las 185 libras, viene de librar dos cruentas batallas ante el cubano Yoel Romero. En la primera ganó el título por decisión unánime, en lo que fue el mejor combate del UFC 213, y luego en el UFC 225 ambos gladiadores se volvieron a enfrentar, librando una batalla sin precedentes y que fue ungida como la mejor pelea del 2018.

Después de estas dos guerras, las consecuencias físicas en el australiano fueron evidentes y debió ser sometido a diversas intervenciones quirúrgicas para sanar las heridas que dejaron los combates con el isleño. Su regreso estaba pactado para el 9 de febrero de este año, donde iba a estelarizar el retorno del UFC a Melbourne. Su rival era Kelvin Gastelum, pero una hernia abdominal lo obligó a bajarse de la pelea el mismo día del evento.

Dieciséis meses después, Whittaker retornará al octágono para enfrentar a uno de los peleadores más talentosos del mundo, y que viene de protagonizar una de las mejores peleas de todos los tiempos ante Gastelum: Israel "The Last Stylebender" Adesanya.

El nigeriano, radicado en Nueva Zelanda, deslumbró en el circuito del kickboxing antes de hacer su transición a las MMA, donde acumula un impecable récord de 17-0.

En la empresa que preside Dana White, Adesanya acumula seis peleas ganadas destacando las victorias ante Derek Brunson, Anderson Silva y el citado Gastelum. Lo sorprendente es que su nivel crece pelea tras pelea.

Frente al de raíces mexicanas, el africano despejó cualquier duda sobre su real valía. Durante 25 minutos protagonizó una de las mejores actuaciones que recuerde la categoría, y finalizó con un quinto round épico donde mandó tres veces al piso a su rival y solo el reloj impidió la finalización.

Las apuestas son parejas. Whittaker es uno de los peleadores más completos de la actualidad, pero las dudas sobre su larga inactividad están sobre la mesa. Recordemos que fue intervenido de urgencia por una hernia abdominal hace siete meses, y no sabemos que secuelas pudo dejarle para el futuro.

En el caso de Adesanya, su valía creció luego de su pelea con Gastelum y demostró que tiene un striking que puede destrozar a cualquiera. Interesante será ver cómo responde si "The Reaper" recurre al jiu jitsu, un recurso que utiliza poco pero que maneja a la perfección.

Las cartas ya están en la mesa, y prepárense que este sábado tendremos fuegos artificiales en el Marvel Stadium.