La columna de José Arnaldo Pérez: De Otro Planeta

El periodista de Al Aire Libre en Cooperativa y su mejor análisis del polideportivo.

La columna de José Arnaldo Pérez: De Otro Planeta
Llévatelo:

Cada vez que se está frente a algún deportista de excepción, en cualquiera disciplina que sea, se le atribuye el rótulo de extraterrestre. En los últimos años ha sido recurrente con Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Usain Bolt, Michael Phelps, Simone Biles. Más cerca aún está la gran final en Wimbledon de Federer y Djokovic, con triunfo de este último. Son aquellos que escriben páginas gloriosas y generan admiración en todas las latitudes.

En la Fórmula 1 pesa el factor tecnológico que puedas tener a favor, no por ello se debe dejar al margen las cualidades de quien las sabe aprovechar. Lewis Hamilton es uno de ellos, sabiendo que tiene una escudería que lo respalda y hoy su dominio toma características hegemónicas, el piloto británico lo ha hecho de excelente forma, y en esta temporada a no mediar algo catastrófico el título Mundial le espera una vez más, alcanzaría seis coronas, quedaría a una sola de Michael Schumacher y sobrepasaría a otro "extraterrestre", Juan Manuel Fangio. Por eso el británico celebró alborozado este fin de semana en casa, ya que la victoria en Silverstone, además de ese sabor especial, comienza a marcar la mitad de la temporada, y la primera parte de la tarea esta lograda.

Hay deportistas que sin lograr aún los éxitos de forma continua marcan un antes y después de su existencia en su países y se encaraman al olimpo de sus tierras. Joaquín Niemann sigue en esa ruta, escribiendo páginas a sus cortos 20 años. El oriundo de Talagante logró superar un inicio de temporada regular, y estas últimas semanas no baja de los puestos más encumbrados del circuito profesional del golf, lo que llega en un momento adecuado, la antesala del abierto Británico. Si reedita un lugar entre los mejores diez, alcanzar una corona en el futuro será cosa de tiempo, y apaciguará a los que desean que todo ocurra de inmediato. Con Niemann, si no se aburre, hay golfista de elite para rato.

El paralimpismo tiene verdaderos seres de otro planeta. En vez de ser presa de la autocompasión, generar lástima y cuestionar a la vida, rompen todas las limitaciones y superan marcas que para cualquiera pudieran ser imposibles de lograr. Juan Carlo Garrido es nuestro extraterrestre del levantamiento de pesas. En Kazajistán, en la categoría de 59 kilos ganó medalla de bronce al levantar 184 -más de tres veces su propio peso- siendo su primera presea en un Mundial adulto, excelente apronte para este campeón panamericano pensando en Lima.

La situación se hace más complicada cuando tienes que superar a los "extraterrestres", aquellos que son imbatibles, y -muy de tanto en tanto- se logra vencerlos. El Hockey Patín es una de esas disciplinas donde romper el círculo de poder provoca el asombro global. Salvo los dos primeros mundiales de la competencia masculina, allá por la década del 30', que ganó Inglaterra, el trofeo nunca salió de las manos españolas, portuguesas, argentinas o italianas. En la cita planetaria que culminó este fin de semana en Barcelona, España, la situación no varió mucho, Portugal y Argentina se vieron las caras, con triunfo para los lusos en la definición a penales por 2 a 1 tras un partido que concluyó igualado a cero. Marcador que se dio por primera vez desde que se juegan finales y no liguillas. Los chilenos remataron séptimos entre ocho participantes. Es verdad que hay que llegar a la cita máxima, y que generalmente se está entre los diez mejores del mundo, pero los cercanos a los patines y chuecas reclaman que no se le saca el máximo potencial a los jugadores, y que incluso se selecciona de forma errónea, ya que hay material para estar mucho más arriba, tal cual como las damas.

La selección femenina de hockey patín se colgó el bronce en Barcelona, luego de un contundente triunfo tres a cero sobre Italia. Se nota que el talento que poseen está muy bien dirigido por el técnico portugués José Querido. Incluso pudo ser mejor ya que en la semifinal se empató con Argentina y se perdió la disputa del título por los penales. Por tal motivo es que solicitan se incluya este deporte en los Panamericanos de Santiago 2023 donde habría medalla garantizada, no en vano son quintas si se considera la historia mundial de la disciplina. ¿Algún otro deporte colectivo puede decir lo mismo? Por eso es que ellas son nuestras extraterrestres, después de todo son "Marcianitas".