La columna de José Arnaldo Pérez: Se anota

El periodista de Al Aire Libre en Cooperativa hizo un repaso por la fecha del Mundial de Rally que se disputó en Chile.

Foto: Rodrigo Crooker/AlAireLibre.cl La columna de José Arnaldo Pérez: Se anota

Por José Arnaldo Pérez @Chascaperez

No es fácil ser el centro de las miradas a nivel mundial por un tema específico y que al mismo tiempo sea positivo. Para lograr este resultado hay muchos que trabajan de forma denodada, y aunque se puede ganar dinero, los riesgos de perderlo también están en las posibilidades, al igual que se pone en juego la reputación, y eso sí es muy relevante.

Por primera vez Chile, Concepción más específicamente, fue la sede de una fecha del Campeonato Mundial de Rally. El entusiasmo y las ganas también traicionan, independiente que se quiera tener la casa en orden y de la mejor forma posible. Aunque ciertos anfitriones no entienden algunas reglas de presenciar este tipo de espectáculos, sobrepasando las zonas de seguridad. Y eso debe anotarse ya que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) hizo ver que el comportamiento del público no fue el ideal. Desde la organización se defienden que por el atractivo mismo de esta competencia los espectadores no habituales fueron los que no respetaron los lugares de observadores. De 150 mil personas aseguran que sólo el tres por ciento son los que deben enmendar su actitud. Aunque eso ya se lo hicieron saber los otros asistentes, que a punta de insulto les aclaraban donde situarse.

Pero la misma FIA tendrá que anotar en su libreta de calificaciones que el vuelco que sufrió el hasta entonces líder del Mundial, el belga Thierry Neuville, contó con la veloz asistencia de los espectadores que, sin poner en riesgo la continuidad de la prueba, socorrieron a la brevedad al piloto y su navegante, quienes mareados por tantos giros producto del accidente salieron como "endieciochados", mareados al máximo. Y son estos actos solidarios los que los participantes agradecen del público, junto a su apoyo. No en vano la mayoría de ellos valoró positivamente este aspecto.

Los pilotos del Rally, además de la adrenalina propia de los que participan de deportes de velocidad o extremos, se incentivan aún más con las dificultades del trazado. Eso ya lo supimos con el Dakar, donde los competidores alucinaban con la exigencia del desierto de Atacama, y veían como obstáculo a vencer la parte que se disputaba en Chile. El manager de Toyota, el finés Tommi Mäkinen, ganador de cuatro títulos mundiales, fue claro al respecto: "Fue muy interesante, con diferentes condiciones cada día. Un día parecía que estabas en Gales, luego en Polonia o en Finlandia. Han sido buenas superficies en varias especiales".

En la organización, en todo caso, creen que es un tema a mejorar la adherencia al piso, y por eso anotaron todas estas observaciones, y se concluyó que el riesgo meteorológico que se corre a estas alturas del año en la Región del Bíobío puede llevar a mover la fecha a marzo para la edición del 2020.

Los que anotaron con sus lápices una y otra vez, y otra, fueron los comerciantes, ya que los cálculos promedio hablan de 35 millones de dólares los ingresos por múltiples factores a la ciudad. ¿Realmente hay quienes cuestionan que se hagan estos eventos en nuestro país? Si se hace un análisis global es mucho más lo que se gana. Hasta la imagen país se ve beneficiada. Y estas mismas competencias generan el efecto motivador en nuestros deportistas y les llenan de experiencia. Por eso se anota a Cristóbal Vidaurre, el piloto nacional que mejor anduvo y remató en el cuarto lugar de la categoría WRC2. En tanto, aquellos que les jugó en contra el nerviosismo de estar en la propia casa, sacarán lecciones.

La libreta tiene muchos apuntes, pero lo relevante es que en las fechas del World Rally Championship, más allá de algunos puntos a superar, el balance fue positivo y para los fanáticos de este deporte en su agenda, Chile se anota.