La columna de Marcelo Barticciotto: Vidal volverá con el escudo y la lanza por la Champions

El comentarista de Al Aire Libre analizó la caída de Barcelona frente a Liverpool.

La columna de Marcelo Barticciotto: Vidal volverá con el escudo y la lanza por la Champions

Dante Panzeri, destacado periodista deportivo argentino, escribió hace 42 años "Fútbol, dinámica de lo impensado" y entre otras cosas decía que es un deporte impredecible, que se puede preparar mucho el partido, apoyarse en la táctica y en las estadísticas, pero gran cantidad de partidos se definen porque los futbolistas de uno u otra equipo se levantan con mejor pie.

Y no estaba tan errado, el fútbol es un juego y hay que jugarlo y no hay mayor forma de tomárselo en serio que el jugar. Y nosotros, que nos creemos expertos, nos atrevemos en hacer presunciones, en aseverar resultados y visualizar los partidos antes que se disputen, a veces acertamos, pero la mayor cantidad de veces el fútbol nos sorprende.

El Liverpool jugó mejor el juego, haciéndose fuerte desde lo colectivo más que desde lo individual. Llevó al Barcelona al límite de ser un equipo sin jerarquía y su DT, Jürgen Klopp, jugó como lo hace siempre, siendo protagonista y con un pressing constante, le ganó desde lo futbolístico hasta en lo anímico.

Párrafo aparte para Arturo Vidal, a mí entender hizo un gran partido sin pelota, con el coraje y sacrificio que lo caracteriza, y con una disciplina táctica admirable, pero con pelota estuvo como todo el equipo, por momentos ausente.

Vidal tendrá una revancha en el torneo de clubes más importante del mundo. Estando en el Barcelona lo más probable que sí, éste año se le escapó su sueño nuevamente, pero no va a bajar los brazos, no está dentro de su ADN. Se preparará para dar pelea de nuevo, y volverá con el escudo y la lanza que caracteriza a un guerrero como él, batallas le quedan, le falta nada más y nada menos que ganar la guerra.

Dante Panzeri, destacado periodista deportivo argentino, escribió hace 42 años "Fútbol, dinámica de lo impensado" y entre otras cosas decía que es un deporte impredecible, que se puede preparar mucho el partido, apoyarse en la táctica y en las estadísticas, pero gran cantidad de partidos se definen porque los jugadores de uno u otra equipo se levantan con mejor pie.

 

Y no estaba tan errado, el fútbol es un juego y hay que jugarlo y no hay mayor forma de tomárselo en serio que el jugar. Y nosotros, que nos creemos expertos, nos atrevemos en hacer presunciones, en aseverar resultados y visualizar los partidos antes que se jueguen, a veces acertamos, pero la mayor cantidad de veces el fútbol nos sorprende.

 

El Liverpool jugó mejor el juego, haciéndose fuerte desde lo colectivo más que desde lo individual. Llevó al Barcelona al límite de ser un equipo sin jerarquía y su DT, Jürgen Klopp, jugó como lo hace siempre, siendo protagonista y con un pressing constante, le ganó desde lo futbolístico hasta en lo anímico.

 

Párrafo aparte para Arturo Vidal, a mí entender hizo un gran partido sin pelota, con el coraje y sacrificio que lo caracteriza, y con una disciplina táctica admirable, pero con pelota estuvo como todo el equipo, por momentos ausente.

 

Vidal tendrá una revancha en el torneo de clubes más importante del mundo. Estando en el Barcelona lo más probable que sí, éste año se le escapó su sueño nuevamente, pero no va a bajar los brazos, no está dentro de su ADN. Se preparará para dar pelea de nuevo, y volverá con el escudo y la lanza que caracteriza a un guerrero como él, batallas le quedan, le falta nada más y nada menos que ganar la guerra.