La columna de Pelotazo: Buscando lo inédito

Liverpool puede cerrar la semana más importante de toda su historia.

La columna de Pelotazo: Buscando lo inédito
Llévatelo:

Esta puede ser una semana inolvidable en la historia de Liverpool. Los Reds han ganado seis veces de Champions League, pero jamás se consagraron campeones del mundo tras levantar la Orejona.

Hagamos memoria. En 1977 los ingleses vencieron 3-1 al Borussia Monchengladbach en Europa, pero no aceptaron jugar la Copa Intercontinental.

En 1978 derrotaron 1-0 al Brujas y no hubo acuerdo con el campeón de América (Boca Juniors) para disputar la final del mundo en partidos de ida y vuelta.

En 1981 le ganaron 1-0 al Real Madrid y al fin jugaron el partido por el título mundial. A esa altura se jugaba sólo un encuentro en Tokio y perdieron 3-0 con Flamengo. En esa ocasión los cariocas venían de vencer a Cobreloa en el partido de desempate para elegir al campeón la Copa Libertadores.

En 1984 empataron 1-1 ante la Roma y la vencieron 4-2 en penales. Ahí fue turno de ir nuevamente a Japón, pero cayeron 1-0 ante Independiente de Avellaneda con gol de José Percudani, uno que seis años después llegó a Universidad Católica.

En 2005 empataron 3-3 ante el Milan, en una remontada inolvidable, y lo derrotaron 3-2 desde los doce pasos. A esa altura ya se jugaba el Mundial de Clubes, con los campeones de todas las confederaciones. Los Reds vencieron 3-0 al Saprissa en semifinales, pero perdieron 1-0 la final ante Sao Paulo.

Y así llegamos a 2019 donde Liverpool derrotó 2-0 al Tottenham y clasificó a una nueva Copa del Mundo. Está a dos partidos de lo inédito. En semifinales debe enfrentar el miércoles al Monterrey, y si clasifica, disputará la final del sábado ante el ganador de la llave entre Flamengo y Al Hilal (ARA).

¿Lo podrá lograr al fin? Si es por el rendimiento en la Premier League, el presente es auspicioso. Es líder invicto del torneo, con 49 puntos de 51 posibles. Tremenda campaña donde le lleva diez unidades de distancia a su más cercano perseguidor, el Leicester.

Podría darse incluso en la definición por el título una revancha de 1981. En esa ocasión el equipo de Zico fue muy superior a los ingleses y se quedó con el título tras un doblete de Nunes y un gol de Adilio.

El técnico del Liverpool era Bob Paisley, con quien el club ganó la mitad de sus Orejonas, que fueron las tres primeras: 1977, 1978 y 1981. Un genio que, al menos en ese torneo, ha sido bien sucedido por Jurgen Klopp. Lleva dos finales de Europa consecutivas, aunque sólo pudo ganar la segunda.

Que me perdonen los hinchas del Fla, pero al menos yo, quiero que esta década termine con el Liverpool campeón del mundo.

En diez años cargados de cosas inéditas, falta la última.

Campeón de Chile: Cobresal y O'Higgins.

Bicampeón de Chile: Universidad Católica.

Tricampeón de Chile: Universidad de Chile.

Descendió a la B: Cruzeiro en Brasil.

Campeón de Inglaterra: Leicester.

Campeón de Francia: Montpellier.

Campeón de Copa de Alemania: Wolfsburgo.

Copa FA: Wigan.

Campeón de Copa Libertadores: Corinthians, Atlético Mineiro, San Lorenzo.

Campeón de Copa Sudamericana: Independiente, Universidad de Chile, Sao Paulo, Lanús, Santa Fe, Chapecoense, Athletico Paranaense e Independiente del Valle

Campeón de Champions League: Chelsea.

Campeón de Europa League: Atlético de Madrid, Chelsea y Manchester United.

Tricampeón de Europa League: Sevilla.

Campeón de Copa América: Chile.

Campeón de Europa: Portugal.

Campeón de Africa: Zambia.

Campeón de Asia: Australia y Qatar.

Campeón de Oceanía: Tahiti.

Campeón Sub 17 y Sub 20: Inglaterra.

The Best y Balón de Oro: Luka Modric.

Faltan los Reds.