La columna de Pelotazo: El nuevo líder

Gary Medel tendrá la chance de ser primer capitán de Chile y en partidos por los puntos.

La columna de Pelotazo: El nuevo líder
Llévatelo:

Llegó el momento. Estamos a catorce días del debut de Chile en la Copa América y la selección sigue entrenando para llegar de la mejor forma al encuentro ante Japón.

En ese sentido Reinaldo Rueda por fin tiene al contingente completo para planificar el desafío. Son 23 jugadores y uno de ellos es el capitán Gary Medel.

El "Pitbull" ha llevado la jineta en 23 oportunidades, pero sólo cuatro de ellas fueron en partidos por los puntos: Venezuela (4-1) con Paraguay (1-2) por clasificatorias, y Camerún (2-0) con Alemania (1-1) por Copa Confederaciones.

Ahora llegó el momento de hacerlo en la Copa América y ya no como segundo hombre a bordo, sino como el primero, como el líder del equipo que quiere ser tricampeón continental.

Comienza una era. Tal como comenzó con Elías Figueroa (1977-82), Roberto Rojas (1985-89), Jaime Pizarro (1990-93), Iván Zamorano (1994-01), Marcelo Salas (2001-07) y Claudio Bravo (2007-17).

El defensa lideró a una selección que disputó una final continental (1979), el portero hizo lo propio (1987), el volante portó la jineta en un tercer lugar (1991), Bam Bam en un cuarto puesto (1999) y el arquero en un bicampeonato (2015-16).

Faltó el Matador, que las lesiones lo tuvieron fuera de los tres torneos que disputó la Roja bajo su capitanía. Sin embargo, en ese periodo se convirtió en goleador histórico de la selección chilena.

A este listado se suma Medel y méritos tiene de sobra. Es el tercer jugador con más partidos por Chile (119) y terminada la Copa América será el segundo pase lo que pase.

Es el segundo seleccionado con más titularidades en el equipo (113) y según como le vaya en Brasil podría ser el primero.

Sin embargo, más allá de los números, hay un partido que lo catapultó como ídolo y lo puso al nivel de cariño de los nombrados anteriormente. Porque por la Roja juegan muchos, pero al final, la diferencia está cuando te respetan y te admiran hinchas de todos los equipos. Y Medel ya está en ese sitial.

Vamos al 28 de junio de 2014. Chile enfrentaba a Brasil por los octavos de final de la Copa del Mundo. El defensa (volante) estaba lesionado y hasta la mañana de ese día había dudas en Belo Horizonte si acaso Jorge Sampaoli lo alinearía.

Dudas en los medios de comunicación y en los fanáticos, porque estoy claro que el jugador estaba seguro de disputar ese encuentro. Y así fue. Jugó a los 90' y casi juega el alargue completo. A los 108' el cuerpo dijo basta y fue reemplazado por José Rojas.

Esa pierna izquierda tenía un micro desgarro de 0.8 centímetros y eso no fue impedimento para salir a la cancha. Nunca se olvidará esa imagen con el muslo lleno de elásticos y parches para controlar la dolencia. En buen chileno: se arriesgó y se sacó la cresta por la selección.

Pasaron 48 horas y el jugador reconoció en su cuenta de Instagram: "es un desgarro grande y creo que se abrió más".

Ya el 4 de julio Medel fue citado a la Escuela Militar. ¿Para qué? Para ser condecorado por el Ejército. Según el ex general Humberto Oviedo, el seleccionado era un ejemplo para los soldados, donde tuvo "una actitud de vencer la adversidad y ser capaz de decir yo puedo más".

Me quedo con lo último. Yo puedo más. El capitán del equipo, el líder del equipo, siempre puede más. Es el ejemplo. Él tiene que contagiar al resto con su juego, con su temple, con su despliegue, para que el conjunto supere los desafíos.

No tengo dudas que Medel lo hará. Porque desde que jugaba en Universidad Católica se entregó por entero y el resto de la carrera ha sido una confirmación de aquello.

Lógicamente los objetivos no siempre se cumplen, pero cuando te ganan, que sea porque el rival fue mejor y no porque tú bajaste los brazos.

Y con Medel, eso no existe. Llegó la hora, capitán.