La columna de Pelotazo: La verdad de Puch

Su prioridad del año era la Copa América, pero por un momento dejó de serlo.

La columna de Pelotazo: La verdad de Puch
Llévatelo:

La vida a veces da golpes duros. Lógicamente uno siempre puede levantarse, pero cuando son inesperados cuesta más.

Por lo mismo en este momento solidarizo con Edson Puch.

El delantero cuando comenzó el 2019 tenía un objetivo claro: jugar la Copa América. Todas las decisiones iban en esa dirección.

Tuvo una gran oferta económica de Toluca para seguir su carrera en México y él prefirió volver a Chile para estar más cerca de la Roja. Eso le costó debates con su representante y su familia, pero su palabra no cambió y no dio el brazo a torcer.

En nuestro país tuvo la chance de ir a Colo Colo, Universidad de Chile y Universidad Católica. El atacante se quedó con la UC porque tenía la chance de jugar Copa Libertadores y disputar mínimo seis partidos. Qué mejor vitrina para mostrarse que el mejor torneo de clubes de Sudamérica, donde están los mejores equipos.

El destino no fue el esperado. Los cruzados quedaron fuera del torneo, pero con un premio de consuelo: clasificar a la Copa Sudamericana. Ahí el sorteo los reunió con Independiente del Valle, ocasión para "sacarse las balas".

Y fue todo lo contrario. Derrota 5-0 en Quito y con el jugador lesionado. Los exámenes dieron un plazo de recuperación de dos a tres semanas, lo que de inmediato descartó su participación en la revancha con los ecuatorianos y en el duelo ante Unión Española.

Sin embargo, lo peor fue que quedó en duda su presencia en la Copa América. Si fueran tres semanas de recuperación el delantero quedaría a disposición el 16 de junio, a sabiendas que la Roja debuta el 17 ante Japón en Sao Paulo.

Eso lógicamente hizo pensar a Reinaldo Rueda y sacó a Puch del listado de 23 jugadores que buscarán el tricampeonato.

Una lástima. Edson hizo todo para jugar el torneo y al final del camino el destino quiso otra cosa.

El destino y su rectitud. Vale mencionar que el jugador se lesionó a los 15 minutos de partido en el Atahualpa y recién fue reemplazado a los 55 por Diego Buonanotte.

¿Qué pasó entremedio? Al minuto de la dolencia la UC perdía 3-0 y el delantero no quiso abandonar el buque en ese momento. Quiso seguir luchando por ese descuento que diera vida a la franja.

En ese instante la Copa América dejó de ser prioridad. De haberlo sido, pedía el cambio y se guardaba. No lo hizo, corrió el riesgo, aumentó la lesión y hoy verá la Copa América a distancia.

Se desconoce si Puch seguirá en el segundo semestre en Católica, pero con gestos como este, seguramente ya tendrá a más hinchas admirándolo.

En lo que respecta a Chile, el equipo pierde un jugador importante si acaso se juega con tres delanteros. Muchos dirán que no brilló en lo que va del año como se esperaba y yo les digo: ¿Quién lo ha hecho salvo Arturo Vidal? Como puntero, salvo Alexis Sánchez, la Roja no tiene un futbolista más desequilibrante que Puch.

Yo al menos, lo voy a extrañar. Rueda no, porque tiene a Ángelo Sagal y Junior Fernandes.