La columna de Pelotazo: Las tres mochilas de la U

Quedan 10 días para el próximo duelo por el campeonato y Hernán Caputto debe corregir varias cosas para zafar del descenso.

La columna de Pelotazo: Las tres mochilas de la U
Llévatelo:

Quedan siete fechas para que termine el Campeonato Nacional y la pelea por no descender está encendida. Más aún porque está inmersa Universidad de Chile, lo que da más cobertura al tema y más presión en el ambiente.

En particular los azules vivieron uno de los fines de semana más difíciles del año luego de la victoria de Antofagasta y la caída en el superclásico en el minuto 93, con gol histórico de Esteban Paredes incluido.

Con esos hechos sobre la mesa la U mantuvo el penúltimo lugar de la tabla y perdió la chance de depender de sí misma para salvarse del descenso.

Sin embargo, el oxígeno llegó el domingo con el 0-0 entre Iquique y Everton en el norte. Con esa paridad los dirigidos de Hernán Caputto volvieron a depender de sí para mantener la categoría, quedando a tres puntos de los dragones celestes, y sabiendo que ellos son el próximo rival en el Estadio Nacional. Y como la diferencia de goles de los laicos es mejor que la de los iquiqueños, si gana, la U saldrá de la zona del descenso.

Quedan 10 días para el encuentro ante los nortinos y la duda es cómo el cuerpo técnico levantará al equipo para afrontar los 21 puntos que quedan en el campeonato.

No es fácil salir adelante tras lo vivido en el Monumental. Y no tiene que ver con recibir un gol sobre el final (eso ya lo vivió en 2013 con Felipe Flores), tiene que ver con la fragilidad para afrontar una ventaja en el marcador, para defender y para atacar.

De los 23 partidos que lleva el torneo nacional, los azules comenzaron ganando en 16 y se quedaron con la victoria sólo en tres. Ese es un problema, entendiendo que son el cuadro con menos triunfos en la competición. Primera vez en su historia que se iba al descanso venciendo a Colo Colo en Macul por el torneo nacional, pero no alcanzó.

La U es la tercera peor defensa del campeonato tras Curicó e Iquique. Ese es otro problema, que lo ha sido todo el año, y que entendiendo eso Azul Azul trajo a Osvaldo González en el receso para cambiar el rendimiento. Aún no se da. Y si vemos la marca de taca taca en el gol de Paredes, los hinchas tienen derecho a preocuparse.

Además los universitarios son el segundo equipo con más tiros al arco en el torneo: 127, sólo superados por la Universidad Católica (131). Otro problema y que refleja que no tienen un jugador de calidad en el área, más allá que varios de ellos hagan goles. No son suficientes. Por eso la dirigencia trajo a Marcos Riquelme, un jugador que no ha sido aporte.

Vale recordar que al comienzo del segundo tiempo la U tuvo el 2-0 ante Colo Colo, pero Leonardo Fernández sin marca no pudo vencer a Brayan Cortés. Esas son las chances perdidas que tienen a los azules al fondo de la tabla.

Son tres mochilas las que carga la U, y en la medida que se las saque, podrá afrontar de mejor manera el desenlace del torneo y zafar del descenso. De lo contrario, es el candidato uno a perder la categoría.

Y como 10 días pueden ser mucho tiempo sin fútbol, este viernes es la revancha con Cobresal por Copa Chile (perdió 3-1 la ida). Es un escenario ideal para levantar cabeza, y no hablo de clasificar, hablo de ganar, cosa que este equipo ha hecho muy poco en 2019.