La columna de Pelotazo: Sin alma

La Roja, ofensivamente, jugó uno de los peores partidos de la década.

Foto: Photosport La columna de Pelotazo: Sin alma

Sin tiros al arco. Algo que este año le pasó en el torneo nacional a Audax Italiano (dos veces), Huachipato, Antofagasta, Unión Española, Colo Colo, Universidad de Concepción y Everton, ahora le tocó a la Roja.

Chile empató sin goles ante Colombia en Alicante con un ataque que no funcionó. Y no hablo solamente de los delanteros que no fueron capaces de probar a portería, sino de los volantes que no fueron útiles en generar jugadas de gol.

Porque no es que a Alexis Sánchez le haya llegado diez veces la pelota y no pudo tirar al arco, casi no le llegó la pelota. Y cuando le llegó no fue con ventaja.

Por más que los defensores de los procesos salgan con el argumento de "es sólo un amistoso, hay que tener paciencia", acá estamos presenciando el trabajo de casi dos años donde el único fruto ha sido ser cuarto de la Copa América. Cuarto, pese a no poder ganarle a ningún rival que estuvo en Rusia 2018.

Corrijo. Hay un segundo fruto: la elección de Erick Pulgar. Reinaldo Rueda corrió dos riesgos con respecto a jugadores. Elegir al volante de la Fiorentina y a Gabriel Arias. En lo primero, acertó. En lo segundo, volvió Claudio Bravo a la selección.

Quedan cinco meses para el inicio de las clasificatorias y la verdad cuesta ser optimista. Lo mostrado ante los "cafeteros" sólo pudo ser mejor con la presencia de Charles Aránguiz. El resto, es el equipo que debutará en el camino a Qatar 2022.

Seguramente Rueda tiene dudas y una de ellas debe ser qué sistema táctico favorece más a la selección. Viendo lo de Alicante es momento del 4-4-2. O lo que sea, pero sin tres delanteros. Si no hay punteros, es simple, no hay que hacer caridad con nadie.

Y si el problema es la generación de jugadas, es justo y necesario un cuarto volante. Más entendiendo que Paulo Díaz es un aporte en defensa y que Gary Medel puede sumarse en el medio.

Tras esa claridad el otro tema es decidir quién será el lateral izquierdo que tome el testamento de Jean Beausejour. No existe un reemplazante claro entre Alfonso Parot y Oscar Opazo, y el partido contra Colombia era un encuentro ideal para marcar diferencias. No pasó y ante Guinea no será un examen válido, ya que es un rival que viene de perder con Comoras. O sea, quedan 180 minutos para ver quién gana el "gallito": ante Bolivia y Perú en noviembre.

Al cierre palabras para Bravo. Si antes ayudaba a Chile a ganar, incluso a ser campeón, con partidos como el realizado ante Colombia, queda claro que volvió para ayudar a no perder. Con atajadas notables mantuvo el cero en su arco, ordenó a su defensa, y en un momento cuando se cayó, estuvo Arturo Vidal para ayudarlo a pararse. Bien Bravo. Bien Vidal.

Eso será lo único destacable de esta fecha. Que pase lo que pase, dentro de la cancha, todos reman para el mismo lado. Es el primer paso. El siguiente, devolverle el alma al equipo. Nunca, ni siquiera en el cierre de la era Borghi, la Roja jugó tan mal. Y eso parecía difícil de superar. Parecía.