La columna de Pelotazo: Te robaron Cerebro

Estas líneas son dedicadas a Andrés Iniesta, el mejor futbolista en la historia de España.

La columna de Pelotazo: Te robaron Cerebro
Llévatelo:

Este lunes cumple años una persona destinada a un momento único: Andrés Iniesta Luján (1984). Nacido en Fuentealbilla, Albacete, el ex volante del Barcelona vivió una instancia que sueña cualquier futbolista: la de disputar una final de Copa del Mundo.

Más encima lo hizo en un país que cargaba una mochila tremenda en ese torneo. Eran comparsa casi siempre. Fueron locales en 1982 y no pudieron llegar ni a semifinales. En la previa a cada mundial había expectativas que harían una buena campaña, pero comenzado el mismo defraudaban. Como en 1998 cuando ni siquiera pasaron la fase de grupos.

De dar tanto bote parecía que en 2006 llegaba el año del despertar. Días antes del comienzo del mundial, el Barcelona había conseguido la Champions League y de a poco aparecían jugadores que darían que hablar con los años. Sin embargo, en octavos de final dijeron adiós ante Francia.

Era el momento de Sudáfrica 2010, y pese a que el Inter de José Mourinho había despachado al Barcelona de José Guardiola en semifinales de Champions, el equipo marcaba diferencias en la mayoría de los partidos y jugaba un fútbol vistoso para los hinchas. Era ahora o nunca, donde esos cracks se juntarían con sus pares del Real Madrid.

Pareció chiste cuando los hispanos perdieron en el debut contra Suiza. ¿De nuevo otro fracaso? ¿De nuevo otro papelón? En ese momento algo pasó. Desconozco si Vicente del Bosque les tocó el orgullo a los seleccionados o si los mismos jugadores se dieron cuenta que tenían en sus pies una chance única.

Fue así como reaccionaron para botar los palitroques de a uno: Honduras (2-0), Chile (2-1), Portugal (1-0), Paraguay (1-0), Alemania (1-0)... y Holanda (1-0). Seis partidos, seis victorias.

El partido ante la Oranje fue tan cerrado y disputado como los anteriores. Arjen Robben tuvo una inmejorable oportunidad para abrir la cuenta, pero Iker Casillas también quería ser héroe esa noche.

Ya en el alargue corrían los minutos y parecía que por segundo mundial consecutivo tendríamos un campeón por penales. Pero llegó el minuto 116 e Iniesta anotó el gol más importante en la historia del fútbol español.

Es cierto que dos años antes habían ganado la Eurocopa, pero ese trofeo ya lo habían levantado en 1964. No era algo nuevo. Lo nuevo fue que en esa final vencieron a Alemania (1-0), un rival que históricamente los había complicado. Quizás en 2008 entendieron que podían sacarse el estigma de ser una selección que no aguantaba la presión. Y quizás de eso se acordaron tras perder con los helvéticos.

España campeón del mundo. Si me preguntaban el 2000 qué cosas no vería antes de morir, una de ellas era lo que ocurrió en Johannesburgo el 11 de julio de 2010. Jamás pensé que pasaría, por los antecedentes ya expuestos, y pasó.

Pasó gracias a Cerebro, quien es para mí el mejor futbolista de la historia de España. Ese país ha dado grandes jugadores, es cierto, pero ninguno influyó tanto como él. Cómo será que muchos creyeron que el Balón de Oro 2010 debió ser para él y no para Lionel Messi. Salió segundo en un hecho que fue catalogado como sorpresa para varios medios de comunicación en el mundo. Fue un robo. Y vaya que hay que trabajar para merecer algo más que el argentino y Cristiano Ronaldo.

En fin. Los entendidos quisieron otra cosa, pero lo hecho por Iniesta en España y en el Barcelona quedará para siempre en el corazón de los que amamos la magia dentro de una cancha. Feliz Cumpleaños genio.