La columna de Pelotazo: Tomás tiene dos papás

El volante de O'Higgins debutó en la Roja y lo hizo bien.

La columna de Pelotazo: Tomás tiene dos papás
Llévatelo:

Y hasta tres incluso, si contamos a Marco Antonio Figueroa en O'Higgins. Se suma a Bernardo Redín en la Roja Sub 23 y a Reinaldo Rueda en la Roja Adulta. Son sus actuales técnicos.

Los entrenadores, lo quieran o no, marcan la vida de un futbolista. Unos más que otros, lógicamente. Y eso queda claro cuando le preguntan a un jugador quién fue el mejor DT que tuvo.

Desconozco cuál es la respuesta de Tomás Alarcón. Puede ser Cristián Arán, que lo hizo debutar en Primera División. Puede ser Figueroa, que le dio continuidad en el Campeonato Nacional. O puede ser Rueda, que lo hizo debutar en la selección chilena.

En este último caso, Alarcón tuvo la suerte de comenzar su camino en la Roja ante Argentina, tal como lo hicieran entre otros: David Arellano, Eladio Rojas, Jorge Toro, Francisco Valdés, Alberto Quintano, Carlos Caszely, Jorge Aravena, Marcelo Salas y Gary Medel.

Una oportunidad así se toma o se deja. De partida por la nominación. Porque Alarcón por su edad puede estar con la Sub 23 enfrentando hoy a Brasil, pero Rueda lo prefirió con la Adulta. Ha sido una de tantas apuestas que ha hecho el colombiano desde su llegada a la Roja y a esta le tengo fe. Demasiada, para ser sincero.

Principalmente porque el volante "celeste" mostró personalidad, ganas y buen fútbol en los 35 minutos que jugó cuando le tocó reemplazar a Claudio Baeza. Con sus 20 años no se achicó ante la situación: jugar al lado de Charles Aránguiz y tener que contener a los argentinos.

Pidió la pelota, quitó lo que pudo, cuando lo hizo no le quemó la pelota, salió jugando cuando pudo y sino tocó a un compañero. Un debut aceptable dadas las condiciones del partido.

Faltan nuevos jugadores chilenos que quieran comerse la cancha. Estoy (quizás tú también) malacostumbrado con los bicampeones de América y Alarcón me parece que es un ejemplo para soñar con aquello.

Y para que se dé más rápido este proceso son claves los "padres" de este u otros jugadores. Son los técnicos los que deben tener ojo para encontrarlos y luego darles espacio en la cancha. A Alarcón ya se lo dieron en el equipo y en la selección. Que siga así.

Sin embargo, esto no para. Hay que seguir buscando y no quejarse porque existen seleccionados jóvenes que no juegan en sus equipos. Si no juegan, es por algo. Los campeones de América ya son treinteañeros y hay que buscarles compañía lo antes posible.

Las clasificatorias a Qatar 2022 comienzan en seis meses y ya al menos hay claridad que Alarcón, Sebastián Vegas y Paulo Díaz son buenos aportes. Y sería bueno saber si Jean Meneses también lo es.