El brillante camino de Universidad de Chile a su primera estrella internacional

Los azules tuvieron una campaña memorable, con triunfos en Uruguay, Argentina, Brasil y Ecuador.

Así se llevó merecidamente a sus vitrinas la Copa Sudamericana 2011.

Llévatelo:

Universidad de Chile coronó una campaña sencillamente brillante, como debía ser, con la corona de la Copa Sudamericana 2011, primer título internacional de su historia.

Todo comenzó con una estrecha llave con ante Deportes Concepción. Los azules venían de ganar el título del Apertura de manera increíble a Universidad Católica en una serie que significó un envión anímico para el cuadro de Jorge Sampaoli y pese a la resistencia penquista, el cuadro azul logró un empate 2-2 en Collao (goles de Gabriel Vargas y Francisco Castro) para luego sentenciar su clasificación al certamen internacional en el Nacional con triunfo por 2-0 (Gustavo Canales y Diego Rivarola).

Ya instalados en el plano internacional, el equipo de la U roja en el pecho debió verse las caras con Fénix de Montevideo. Parecía un rival de menor valía en el fútbol charrúa, pero la U nuevamente debió sufrir y tras vencer por 1-0 en Ñuñoa (tanto de Eduardo Vargas), igualó sin goles en el Estadio "Luis Franzini".

En la segunda fase la U se vio las caras ante un grande del fútbol uruguayo y sudamericano, Nacional de Montevideo, con Marcelo Gallardo como entrenador y con Alvaro Recoba en cancha. Los azules superaron en Santiago ajustadamente al conjunto de Montevideo (1-0, con tanto de Eduardo Vargas).

En Uruguay los azules desplegaron su mejor fútbol y vencieron por 2-0 (goles de Matías Rodríguez y Eduardo Vargas), aunque el partido quedó marcado por la suspensión del compromiso en el comienzo del segundo tiempo tras la agresión al juez asistente Milciades Zaldívar.

 

Imagen
La U logró una victoria clave en Brasil, ante el Flamengo de Ronaldinho.

Goleada clave en Brasil

En octavos de final aparecía un gigante en el camino. Flamengo parecía un rival inabordable, sobre todo porque en sus filas estaba el popular Ronaldinho y que en 2010 le había complicado la vida a los azules en su ruta a las semifinales de la Copa Libertadores con una sufrida clasificación en el Estadio Santa Laura.

Y aunque muchos pensaron que los cariocas se vengarían, en cancha la U realizó uno de sus mejores partidos del año en el Estadio Maracaná y vencieron por 4-0 en el Estadio "Joao Havelange" con un despliegue futbolístico aplastante, ganándose el respeto de todo el continente, que comenzó a ver al elenco azul como uno de los candidatos a ganar el torneo.

José Rojas, Gustavo Lorenzetti y Eduardo Vargas (en dos ocasiones) le dieron un histórico triunfo como visitante a la U, que en Santiago sólo debió confirmar su paso a cuartos de final con un triunfo por la cuenta mínima (marcó Marcelo Díaz).

 

Imagen
Arsenal de Sarandí cayó en los dos partidos con la U.

El siguiente desafío de los azules fue Arsenal de Buenos Aires, ex campeón de la Copa Sudamericana. Los dirigidos por Sampaoli mostraron nuevamente su mejor cara y pese a que Jhonny Herrera cedió su invicto de 544 minutos en Avellaneda, la U se impuso por 2-1 (tantos de Canales y Eduardo Vargas).

En la revancha, los azules mantuvieron su sinfonía de buen fútbol para golear a los trasandinos por 3-0 (Eduardo Vargas, Francisco Castro y Gustavo Canales) ganándose el derecho a estar entre los cuatro mejores del continente.

En semifinales, Universidad de Chile volvió a visitar Brasil. Esta vez para enfrentar el que era considerado el mejor equipo del momento en ese país: Vasco da Gama, a la postre subcampeón de la liga local.

En la ida, disputada en Río de Janeiro, la U se vio por primera vez en desventaja a lo largo del torneo, pero el equipo no perdió la calma y en el segundo tiempo logró la paridad gracias a un cabezazo salvador de Osvaldo González.

En la revancha, que debió disputarse en el Estadio Santa Laura pues el Nacional estaba dispuesto para utilizarse en el show de la Teletón, la U -pese a lo estrecho del marcador de la ida- coronó una excelente presentación y derrotó a un desesperado elenco carioca por 2-0 con goles de Gustavo Canales y Eduardo Vargas.

 

Imagen
Universidad de Chile superó a un equipo experimentado en finales, Liga Deportiva Universitaria de Quito.

Quito, estación final

Confirmando sus pergaminos, Universidad de Chile enfrentó a Liga Deportiva Universitaria de Quito en la final, uno de los rivales más poderosos del torneo y con un extenso palmarés en copas internacionales, con cuatro títulos ganados desde 2008 a la fecha: dos Recopa, una Libertadores y una Sudamericana.

Sin embargo, poco le importó a este revolucionario elenco, que desafiando la altura y la experiencia de su rival, logró un ajustado y merecido triunfo por 1-0 en el Estadio Casa Blanca de Quito gracias a un golazo de Eduardo Vargas.

En la revancha lso azules volvieron a festejar con una victoria por 3-0. El autor del pimer y tercer gol fue Eduardo Vargas a los tres y 88 minutos. El argentino Gustavo Lorenzetti anotó a los 79'.

Así, los azules coronaron una campaña prácticamente perfecta, que quedará no sólo en sus libros, sino en la historia del fútbol chileno y sudamericano. Una forma casi perfecta de lograr su primera estrella continental.

 

Imagen
El equipo de la U que hizo historia, logrando su primer título continental.