Fiscalía Boliviana detuvo al director general de la aerolínea Lamia

Gustavo Vargas Gamboa fue trasladado a la Fiscalía Departamental de Santa Cruz.

Foto: EFE Fiscalía Boliviana detuvo al director general de la aerolínea Lamia
Llévatelo:

Los fiscales que allanaron la sede de la aerolínea boliviana Lamia en Santa Cruz detuvieron a su director general, Gustavo Vargas Gamboa, y además confiscaron documentos y ordenadores en el marco de la investigación sobre la responsabilidad de la firma en el accidente que causó 71 muertos en Colombia, entre ellos los integrantes del equipo de fútbol Chapecoense.

Los persecutores detuvieron a Vargas en la oficina de Lamia y lo trasladaron a la Fiscalía Departamental de Santa Cruz, según constató un colaborador de la agencia EFE en esa ciudad.

Vargas Gamboa es un ex militar de la Fuerza Aérea Boliviana que entre 2001 y 2007 fue el piloto de varios presidentes de Bolivia, incluido el actual mandatario, Evo Morales.

Además de Vargas, también fueron detenidos una secretaria y un empleado técnico de la compañía, también conducidos a la Fiscalía.

Vargas es el padre de Gustavo Vargas Villegas, hasta la semana pasada uno de los altos funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y que fue suspendido de sus funciones debido a la investigación sobre el funcionamiento de la línea aérea.

Los fiscales ordenaron las detenciones tras revisar la documentación y los ordenadores de la firma, material que fue confiscado y trasladado en dos camionetas a la sede de la Fiscalía cruceña.

Las detenciones se producen en la víspera de una reunión en Santa Cruz de fiscales de Bolivia, Brasil y Colombia que investigan la tragedia del accidente de Lamia, en el que murió casi toda la plantilla del equipo de fútbol brasileño Chapecoense al estrellarse el avión de la aerolínea el pasado 28 de noviembre cerca de la ciudad de Medellín.

La palabra del fiscal general de Bolivia

El fiscal general de Bolivia, Ramiro Guerrero, dijo que la investigación en su país sobre el accidente del avión de Lamia está abierta en principio por un delito de incumplimiento de deberes, pero que "seguramente puede llegarse hasta un delito de homicidio culposo" contra los responsables.

Horas antes de la detenciones, los fiscales bolivianos también allanaron las oficinas de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) en el aeropuerto internacional de Viru Viru, de Santa Cruz.

En concreto fue allanada la oficina de la funcionaria Celia Castedo, que cuestionó el plan de vuelo del avión de Lamia antes del accidente en Colombia.

La principal observación de la funcionaria de AASANA fue que el tiempo de vuelo previsto entre Santa Cruz y Medellín era el mismo registrado para la autonomía de combustible que tenía el avión.

Castedo salió el lunes de Bolivia hacia territorio brasileño por la ciudad de Corumbá y pasó todo el día en negociaciones con su abogado y miembros de la Procuraduría General de la República de Brasil, que la trasladaron en la noche a la comisaría de la Policía Federal para que presentara una petición de refugio.

El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, señaló que Castedo salió del país ilegalmente, por lo que su estadía en Brasil también sería ilegal.

Según la autoridad, la salida de Castedo de Bolivia es "un claro accionar dirigido a eludir la acción de la justicia", por lo que, a su juicio, lo que corresponde es su expulsión de Brasil.

Todo esto mientras se dio a conocer que el piloto del avión accidentado, Miguel Quiroga, tenía una orden de arresto en su contra por dejar la Fuerza Aérea y pasar a la actividad privada.

Más de Copa Sudamericana

Sin artículos relacionados.