La columna de Ernesto Contreras: Austria, nada es imposible

Chile visitará a los europeos el próximo año buscando clasificar a la fase final de la nueva Copa Davis.

La columna de Ernesto Contreras: Austria, nada es imposible

Por Ernesto Contreras, @contrerasdelzo

Como tantas otras veces, el sorteo no fue benevolente con Chile. La tómbola determinó que el equipo que capitanea Nicolás Massú deberá ganarle a Austria de visita, si es que quiere jugar la fase final de la Ensaladera de Plata.

La tarea a todas luces parece titánica, principalmente por la presencia de Dominic Thiem en el rival. El actual número siete del mundo es un activo jugador de Copa Davis y no pierde un individual desde el año 2015, cuando cayó ante el holandés Robin Haase en sets corridos. 

Después de ese tropiezo, Thiem sumó ocho victorias consecutivas en singles y este año defendió a su país en los cruces ante Bielorrusia y Australia, donde ganó sus cuatro individuales cediendo solo un set.

A pesar de los escalofriantes números que presenta "Dominator", Nicolás Jarry ya sabe lo que es derrotarlo. El uno de Chile lo venció en los cuartos de final del ATP 500 de Hamburgo y eso abre cierta esperanza para la serie de febrero.

En caso que Thiem cumpla con la lógica, y gane sus dos individuales, clave será lo que ocurra en los enfrentamientos ante Dennis Novak.

El oriundo de Wiener Neustadt está actualmente ubicado en la casilla 136 del mundo, y registra una dura derrota ante Christian Garin el año 2015.

Si bien no registra títulos profesionales, en Copa Davis sube ostensiblemente su nivel. Sin ir más lejos este año ganó los tres singles que jugó, anotándose sendas victorias ante Alex De Minaur y Andrey Rublev.

Pero a pesar de estos buenos números, Novak es el jugador a vencer por el equipo chileno. Si Jarry y Garin logran derrotar al escudero de Thiem, el milagro estará sujeto a lo que ocurra en el dobles.

Peralta ilusiona, Marach amenaza

En el juego de duplas, el equipo nacional tendrá un encuentro muy complejo ya que Jarry (51° en dobles) y Hans Podlipnik (79°), se medirían ante el poderoso binomio compuesto por Oliver Marach (3°) y Jurgen Melzer (157°) , quien llegó a ser sexto del mundo en la especialidad.

Eso sí, Massú tendrá la oportunidad de sumar de una vez por todas a Julio Peralta (34°), lo que permitiría quitarle a Jarry la presión de jugar los tres puntos de la serie.

Nueve años después del último enfrentamiento en Rancagua, y otra vez con Massú como protagonista, Chile buscará retornar a la elite del tenis mundial. Algo difícil pero no imposible, y el 'Vampiro' lo sabe.