La columna de Manfred Schwager: Poder de decisión

El periodista de Al Aire Libre en Cooperativa analiza el mercado de fichajes en la NBA.

La columna de Manfred Schwager: Poder de decisión
Llévatelo:

Al sexto día de agencia libre, la ficha más grande que estaba en disputa cayó con escándalo. Kawhi Leonard, reciente campeón y jugador más valioso de Toronto en las Finales de la NBA, decidió firmar por Los Angeles Clippers, donde llega junto a Paul George.

Lo de Leonard tomó por sorpresa a buena parte de la liga, por ejemplo al ser el primer basquetbolista que decide cambiar de equipo tras ser campeón. Las reglas contractuales le dan mucho más poder a los jugadores hoy que hace 40 años, pero el antecedente igual vale, en especial si significa dejar una situación conocida para embarcarse en un nuevo desafío.

Quizás ahí estuvo la clave para Leonard: vuelve a su California natal, pero lo hace a un elenco que ha construido una cultura de equipo sólida, de trabajo y esfuerzo, y donde sin contar con jugadores indiscutiblemente estelares en la NBA hicieron ver muy mal a Golden State en los últimos Playoffs.

En tal sentido, la elección de Leonard es muy similar a la de Kyrie Irving y Kevin Durant al marcharse a Brooklyn: cuando la decisión estuvo en sus manos, optaron por un equipo que ha mostrado seriedad y constancia en su trabajo, lo que ha traído buenos resultados en cancha. Como es algo que ya está en marcha, se hace más fácil dar el salto necesario para disputar el título.

Además, Leonard llega acompañado por Paul George, otro de los mejores jugadores de la liga, a quien convenció de pedir el traspaso en Oklahoma para jugar juntos en Los Angeles. Los Thunder accedieron a cambio de un botín de siete selecciones del Draft y el base Shai Gilgeous-Alexander, novato que destacó en la última temporada.

La identidad de estos nuevos Clippers será el reflejo de sus figuras: George y Leonard, de los mejores jugadores defensivos que tiene hoy la NBA, se suman a otros eximios defensores como Patrick Beverley, Maurice Harkless y Montrezl Harrell. Buena suerte tratando de anotar contra alguno de ellos.

El ataque tampoco será un problema, tomando en cuenta lo que puede aportar cada uno de ellos en esa faceta, y que además en el plantel también está Lou Williams, el vigente Sexto Hombre de la liga y el mejor anotador histórico de la NBA viniendo desde la banca.

Seguramente habrá un período de ajuste, por ejemplo en las ubicaciones nominales de Kawhi Leonard y Paul George que han sido catalogados como aleros durante toda su carrera. Pero Doc Rivers es un gran entrenador, de mucha experiencia e inteligencia, y que sabrá ordenar su rotación para maximizar el potencial de estos jugadores.

Por si fuera poco, la rivalidad entre los vecinos de Los Angeles alcanzará un nuevo nivel a contar de octubre. Los Lakers no pudieron fichar a Leonard y se han apurado en completar su plantel para acompañar a LeBron James y Anthony Davis. Y desde ahora, los Clippers son "el equipo de Kawhi", y serán examinados atentamente por toda la liga. Es que son los nuevos favoritos para ganarlo todo, en una temporada en que la competencia está más abierta que en mucho tiempo.