Publicidad
Publicidad
Síguenos:
Publicidad

La columna de Pelotazo: Sudamerican losers

El análisis de la actuación de los representantes de nuestro continente en Rusia 2018.

La columna de Pelotazo: Sudamerican losers
Publicidad

Por Jorge Gómez @pelotazo

Las clasificatorias sudamericanas son las más difíciles del mundo. Son diez selecciones que juegan todas contra todas y que provocan que un equipo como Chile, siendo bicampeón de América, se quede sin Mundial.

¿Cómo se justifica entonces que ni siquiera un clasificado a Rusia 2018 haya llegado a semifinales?

Con el juego colectivo de esta parte del mundo alcanza para llegar a la Copa del Mundo, pero no para mantenerse en ella. Y cuando se necesitan individualidades, no aparecen o son anuladas.

¿Cómo clasificó Perú? Con la ayuda del TAS que le regaló puntos. Pese a ello se notó la mano de Ricardo Gareca. Una escuadra que se hizo fuerte desde lo emocional, con resultados históricos que dieron vida a la ilusión de volver a un Mundial tras 36 años. Nunca le habían ganado a Ecuador como visita. Camino a Rusia lo hicieron.

En el Mundial han sido la selección que hasta cuartos de final peor hizo ver a Francia. Perdieron 1-0 en un duelo donde ganaron 56%-34% la posesión. Fallaron, como en todo el torneo, en la puntada final cuando necesitaban ganar. Pelearon para que Guerrero jugara y sólo hizo un gol cuando ya no servía. Perú falló en lo colectivo y en lo individual.

¿Cómo clasificó Colombia? Con un técnico como José Pekerman que se repitió el plato de 2014. Para lograrlo fue fundamental James Rodríguez, quien renació tras irse de Real Madrid a Bayern Munich. Pasó de ser amigo de la banca a titular. Con los merengues disputó 31 duelos en 2016-2017 y fue titular en 20 (65%), mientras con los bávaros jugó 39 encuentros en 2017-2018 y entró desde el inicio en 30 (77%).

En Rusia, James se lesionó y su ausencia se notó. En un partido reñido como ante Inglaterra no había espacio para ausencias de ese peso. Sin el volante el equipo perdió generación de fútbol y se vio sin ideas. Más encima les faltó un goleador. Tanta falta hizo que el máximo artillero de los "cafeteros" fue Yerry Mina con 3 goles. Colombia falló en lo colectivo y en lo individual.

¿Cómo clasificó Argentina? Gracias a Lionel Messi. Basta recordar el partido decisivo con Ecuador: triplete del jugador de Barcelona. Tres técnicos tuvieron los trasandinos en el camino a Rusia: Gerardo Martino, Edgardo Bauza y Jorge Sampaoli. Nadie lograba hacer rendir al delantero azulgrana, salvo chispazos como el ya comentado. No hay caso.

En la Copa del Mundo fueron una lágrima. No pudieron ganarle al debutante Islandia, fueron superados por Croacia, le ganaron apenas a Nigeria y recibieron cuatro goles de Francia. Messi erró un penal y convirtió un golazo. Sumando y restando, no fue aporte. Y si él no es aporte, no lo es nadie. Argentina depende de la Pulga, por lo que si el rival le pone un buen marcador, anula su mayor poderío. Argentina no tuvo juego colectivo y falló en lo individual.

Imagen foto_00000002

¿Cómo clasificó Uruguay? Gracias a Luis Suárez y Edinson Cavani. El 47% de los tantos celestes rumbo al torneo fueron obra de ellos. Algo menor si recordamos el 72% de Iván Zamorano y Marcelo Salas en Chile camino a Francia 1998.

En el Mundial ganaron sin problemas un grupo donde el mayor escollo fue Rusia. En octavos de final vencieron con lo justo a Portugal y en cuartos fueron borrados por Francia. Acá el juego colectivo es la garra de un conjunto que conoce sus limitaciones y corre todo el partido, pero eso no alcanza. Ante ello dependen de Suárez o Cavani. Ante los lusos apareció el delantero del PSG y ante Le Bleus estuvo ausente por lesión. Uruguay falló en lo colectivo y en lo individual.

¿Cómo clasificó Brasil? Porque cambió técnico a tiempo. Se fue Dunga y llegó Tite. Llegaron a ganar nueve partidos seguidos por los puntos merced a un juego asociado entre Marcelo, Dani Alves, Willian, Neymar, Gabriel Jesús, entre otros.

Así comenzaron el Mundial. Todos al ataque buscando ganar, pero empataron ante Suiza. Y ahí llegó el momento clave para el DT: ¿seguían en la misma o cambiaban? Cambió. Ya no atacó todo el partido y privilegió la posesión de balón por sobre todo. Así le ganaron a Costa Rica, Serbia y México, zafando por actuaciones personales. Pero se les cruzó Bélgica y anuló esa táctica. Fueron perdiendo y se vieron obligados a atacar como antes, todos arriba.

¿Y las individualidades? Neymar no apareció. No hizo nada en el Mundial. Perdón, hizo dos goles. Venía lesionado, dirá alguno. Arturo Vidal se operó los meniscos de la rodilla derecha previo a Brasil 2014. Adelantó la recuperación de 90 a 37 días y jugó el torneo. ¿Recuerdan a Gary Medel jugando ante el Scratch en 2014 con un muslo cargado de elásticos? En una Copa del Mundo no te puedes guardar, menos cuando eres candidato a ganar el Balón de Oro.

En semifinales de Rusia 2018 tendremos a las cuatro selecciones que más fuertes se han visto en el juego colectivo: Francia, Bélgica, Inglaterra y Croacia. Se prevén choques parejos y tú los podrás vivir Al Aire Libre en Cooperativa.

Publicidad
Publicidad

Publicar en su sitio