Ex técnico de la sub 17 femenina colombiana aceptó cargos por acoso sexual

Didier Luna fue demandado por una fisioterapeuta.

Foto: Archivo Ex técnico de la sub 17 femenina colombiana aceptó cargos por acoso sexual
Llévatelo:

Didier Luna, ex técnico de la selección femenina sub 17 de Colombia, aceptó este miércoles cargos por acoso sexual luego que la fisioterapeuta Carolina Rozo lo demandara el año pasado, según informó la Fiscalía.

La entidad detalló que Luna "aceptó el delito de acoso sexual y presentó disculpas públicas a la víctima" después que un juez aprobara un preacuerdo entre la Fiscalía y el ex seleccionador del equipo juvenil.

Según la Fiscalía la sentencia de Luna se conocerá el próximo 16 de marzo.

"Le ofrezco disculpas si en algún momento la ofendí con mis acciones, no fue mi intención", dijo Luna a Rozo durante la audiencia, realizada en un juzgado de Bogotá.

Frente a lo ocurrido este miércoles, Rozo manifestó en una entrevista con la Revista Semana que "es una victoria, es un día histórico para los derechos de las mujeres, de todas las mujeres y para todo el deporte colombiano".

"Fue una lucha muy fuerte, personalmente lo que a mí me tocó pasar después de hacer la denuncia pública y seguir en la lucha para que las mujeres sean valoradas y respetadas ha sido muy difícil. Gracias a Dios todo hoy se dio y el señor Luna, por su misma boca salió, dijo que era culpable", aseguró la fisioterapeuta.

Agregó: "El escuchar (que aceptó los cargos) de su voz es una victoria para los derechos de las mujeres, para que en verdad supieran que Carolina Rozo hablaba con la verdad, que esto sí sucedía en una federación de fútbol, que esto sucede constantemente en el deporte colombiano".

La fisioterapeuta y varias jugadoras de la selección absoluta de fútbol y una de la sub 17, menor de edad, denunciaron el año pasado acoso laboral y sexual dentro del conjunto cafetero.

Los denunciados son Luna y el preparador físico, Sigifredo Alonso, al igual que el ex entrenador de la selección femenina de mayores Felipe Taborda.

Los hechos por lo que se acusa a Luna y Alonso ocurrieron durante las concentraciones previas al Mundial de Uruguay, disputado en noviembre de 2018.

Una de las denunciantes manifestó entonces que el acoso comenzó con comentarios como "estás muy linda, hermosa".

Según la futbolista, al no acceder a las pretensiones de Luna fue "sobrecargada de trabajo", no se le permitía hablar en las reuniones y recibía gritos con frecuencia.