Internacional

René Higuita reconoció su dopaje por consumo de cocaína

En un sentido mea culpa, el arquero admitió que ingirió la droga estimulante durante una fiesta previa a un partido entre su equipo, Aucas, y Olmedo por la liga ecuatoriana.

El portero colombiano René Higuita, quien dio positivo en un control antidopaje y fue separado del club Aucas de Quito, admitió que consumió cocaína, pero negó que sea un adicto y manifestó que quiere volver a jugar en el fútbol ecuatoriano.

 

El arquero reconoció haber aspirado el alcaloide en una fiesta antes de un partido del campeonato local, que le costó una suspensión de seis meses que le aplicó la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

 

"Siento tristeza y un dolor profundo", remarcó el portero colombiano, quien dio positivo en una prueba de orina que se le practicó tras el partido entre Aucas y Olmedo, por el torneo local, disputado el pasado 24 octubre.

 

Higuita destacó que había superado la adicción a la cocaína hace mucho tiempo, aunque admitió que volvió a consumir en una reunión de amigos, lo que calificó como un "desliz" que ahora le pasó una factura.

 

En una rueda de prensa en Quito, rodeado por sus compañeros de Aucas, el portero estuvo a punto de romper en llanto y se despidió de la afición ecuatoriana, aunque destacó que "no es un adiós, es un hasta luego", ya que piensa volver a las canchas cuando cumple la sanción.

 

"La vida me está cobrando errores que cometí en el pasado, que en su momento acepté y tuve el coraje para enfrentarlos y superarlos", señaló Higuita, tras asegurar que continuará jugando pese a sus 38 años.

 

El ex seleccionado colombiano dijo estar en "plenitud de condiciones físicas y mentales para seguir apoyando al desarrollo del fútbol ecuatoriano y mundial".

 

"Me voy con la cabeza en alto y con el corazón destrozado", indicó.

 

Tras recordar que también colabora como preparador de los porteros de la selección ecuatoriana, manifestó su deseo de continuar con esas funciones si se lo permite el cuerpo técnico del representativo nacional, que dirige el también colombiano Luis Fernando Suárez.

 

Por su parte, el seleccionador destacó la actitud profesional y humana de Higuita y remarcó que esos valores lo han llevado a ser uno de los ídolos de los ecuatorianos, especialmente de los niños y la juventud.

 

Suárez advirtió de que el portero "recibirá un montón de críticas, pero quisiera que, antes de hablar cualquier cosa de René, reconocieran la capacidad del ser humano, porque gente como él son pocas".

 

El técnico de Ecuador precisó que la decisión de retener o separar a Higuita corresponde a la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

 

Por su parte, el presidente de la federación, Luis Chiriboga, coincidió en que el portero colombiano necesita ser comprendido, y aseveró que estudiarán la posibilidad de que continúe como preparador de los guardametas de la selección.

 

"En ningún momento nosotros vamos a cerrarnos a una situación intransigente. Entonces lo analizaremos con la comisión de selecciones y el técnico Suárez", subrayó.

 

Higuita, quien junto a la selección de su país jugó el Mundial de Italia 1990, donde su selección quedó eliminada en octavos de final ante Camerún; militó en Atlético Nacional de Colombia, donde ganó la Copa Libertadores de 1989, Junior de Barranquilla, Real Valladolid (España), y los cuadros mexicanos de Veracruz y Morelia. (EFE)

-