Johnny Herrera: Si no fuera por mi madre no hubiera conseguido lo que soy

El portero de Everton vive el luto tras el fallecimiento de Gladys Muñoz.

Johnny Herrera: Si no fuera por mi madre no hubiera conseguido lo que soy
Llévatelo:

Johnny Herrera, portero de Everton, está pasando uno de los momentos más duros de su vida, tras el fallecimiento de su madre, Gladys Muñoz. En medio del pesar por el luto, ex portero de Universidad de Chile contó detalles sobre la triste experiencia, señalando lo "eterno" que fue el viaje desde Viña del Mar a Temuco para una última despedida. También destacó el apoyo de ella durante toda su carrera.

"Siempre fue una mujer luchadora y sabía que la pelearía. A quién iba a salir yo. Tenía tanto carácter seguramente por todos los esfuerzos que tuvo que hacer para criarnos con mi hermano", apuntó el ídolo de la U a Las Ultimas Noticias.

"Cuando mis viejos se separaron, mi papá se fue a vivir a Nacimiento. Yo a veces me iba a quedar con él, pero siempre quise estar con mi vieja. Si no es por ella, yo habría estudiado seguramente en Temuco y no hubiera conseguido ser lo que soy. Cuando a los 13 años me fui a Santiago para jugar por la U me compró unos guantes Uhlsport APG, que eran los que usaban los arqueros en esa época. Y también unas zapatillas Nike Air Jordan. Mis compañeros en el colegio en Maipú alucinaban. Fue uno de los grandes regalos que me dió", recordó.

Además, contó que cuando pensó en el retiro, su mamá tuvo un mensaje muy claro: "No le des el gusto a los hueones". Y también era crítica con su rendimiento: "Cuando me veía gordito, me decía con razón estái atajando poco".

Respecto a los últimos momentos de la señora Gladys, Herrera detalló el triste viaje desde Viña del Mar a Temuco para despedirse.

"El viaje se me hizo eterno a Temuco desde Viña del Mar...Antes de salir de mi departamento, el doctor me dijo que eran escasas las posibilidades que pudiera sobrevivir. Se me vino el cielo encima. Trataba de mantener la calma durante el viaje, pero mi gran temor era no poder despedirme", señaló.

El día domingo 29 de marzo, tuvo la chance de estar con ella por última vez.

"Es duro que te digan entra a despedirte. Entré, era el único autorizado a hacerlo, con todos los resguardos. Doble delantal, doble mascarilla, antiparras, de todo. La pena es que no podía abrazarla, pero conversamos como dos horas. Ahí le decía que tenía que recuperarse porque Brunito (su hijo) lo único que quería era estar con la Buela Laly. Ella estaba consciente y hablamos. Nos quedamos esperanzados porque estaba mejorando. Seguía peleándola, como en toda su vida. Piensa que a ella dos veces se le quemó la casa y se volvió a levantar", contó.

Finalmente, el martes el médico lo llamó para decirle que su madre había fallecido: "Se me vino el mundo encima, mi viejita no pudo seguir luchando". La causa fue el coronavirus, aunque Herrera y su familia desconocen cómo se contagió.