La inolvidable campaña de Chile en el Mundial de Brasil 2014

La selección selló una de sus mejores participaciones en la cita planetaria.

El triunfo sobre España y una agónica caída a manos del anfitrión marcaron su presencia.

Foto: Photosport La inolvidable campaña de Chile en el Mundial de Brasil 2014

Chile brilló en su paso por Brasil 2014

Una dramática definición vía lanzamientos penales terminó con el sueño mundialista de la selección chilena en octavos de final del Mundial de Brasil 2014, dolorosa caída ante el anfitrión que, a diferencia de otras eliminaciones en la historia del certamen, dejará una huella imborrable de los nacionales en una cita planetaria.

En total, fueron cuatro inolvidables partidos los que disputaría el elenco nacional en las tierras del café y la samba; ante Australia, España, Holanda por el Grupo B del certamen, y el cruce con la selección brasileña en la ronda de los 16 mejores.

Un estreno auspicioso 

La aventura del elenco dirigido por Jorge Sampaoli comenzaría el viernes 14 de junio ante los oceánicos, en compromiso disputado en la cancha del Estadio Arena Pantanal de Cuiabá.

Ese día, la "Roja" alineó con  Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Eugenio Mena; Charles Aránguiz, Marcelo Díaz, Arturo Vidal; Jorge Valdivia; Eduardo Vargas y Alexis Sánchez... Y comenzaría a dar que hablar en la Copa. 

Los primeros 20 minutos de Chile ante los "socceroos" fueron sencillamente extraordinarios, con Alexis Sánchez rompiendo el cero en apenas 11 minutos, y aumentando su diferencia con un golazo de Jorge Valdivia, 120 segundos después.

Posteriormente, el cuadro australiano anotaría a través de Tim Cahill a los 34', descuento que dejaría en suspenso el resultado hasta bien entrado el complemento, cuando un latigazo de Jean Beausejour, en el segundo minuto de adición, terminó con la discusión y selló el primer triunfo chileno.

¡El verdadero Maracanazo!

Cuatro días después de ese exitoso debut, Chile volvería a ver acción en el Grupo B y nada menos que ante España, vigente campeón de la Copa y rival al que nunca había podido doblegar en 10 cotejos.

El cruce ante los hispanos, que llegaban presionados tras ser goleados por Holanda, se disputó en el Maracaná de Río de Janeiro y la selección alinearía con Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Francisco Silva, Eugenio Mena; Arturo Vidal, Marcelo Díaz, Charles Aránguiz; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas.

Esa tarde, la escuadra de Sampaoli realizó su mejor actuación en su novena presencia en un Mundial y liquidó al último bicampeón de Europa con estocadas de Vargas en los 20 minutos y de Aránguiz, a 60 segundos del descanso.

La segunda parte ratificó el buen momento de Chile, y si bien el cuadro de Vicente del Bosque estuvo cerca del descuento, la selección por su lado, pudo perfectamente terminar celebrando por un marcador mucho más amplio, y sin derecho a réplica.

Al final ese contundente 2-0 provocó un verdadero cataclismo en España, que tempranamente abdicaba al trono en Brasil 2014... Chile había vencido por primera vez a los peninsulares.

Naranja agridulce   

Con la tranquilidad de haber timbrado los pasajes a la siguiente ronda, amén de dos inapelables victorias, Chile chocaría con Holanda en el cierre de la fase grupal, en un compromiso en que claramente el premio era ganar la zona y evitar a Brasil en octavos de final.

El lance frente a la "Oranje" se desarrolló el lunes 23 de junio en la cancha del Arena Corinthians, con gran presencia de hinchas nacionales tiñendo de rojo el recinto de Sao Paulo. 

Esa vez, la oncena que paró Jorge Sampaoli fue con Claudio Bravo; Eugenio Mena, Mauricio Isla, Francisco Silva, Gary Medel, Gonzalo Jara; Felipe Gutiérrez, Charles Aránguiz, Marcelo Díaz; Eduardo Vargas y Alexis Sánchez.

Aquel encuentro fue parejo, bastante deslucido y terminó definiéndose en favor de los pupilos de Louis Van Gaal con aciertos de Leroy Fer (71 minutos) y Memphis Depay (90+2'); Chile debía conformarse con el segundo puesto del grupo y preparase para un nuevo asalto mundialista ante Brasil.

Una muestra de coraje

Su condición de local, un plantel plagado de estrellas y su tremenda superioridad en el historial ante selección chilena, contando las victorias mundialistas de 1962, Francia 1998 y Sudáfrica 2010 anticipaban un contundente triunfo del "scratch", lo que estuvo lejos de acaecer.

Los nacionales afrontaron el lance en el Estadio Mineirao con Claudio Bravo; Francisco Silva, Gary Medel, Gonzalo Jara; Charles Aránguiz, Mauricio Isla, Eugenio Mena, Marcelo Díaz, Arturo Vidal; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas.  

La apertura de la cuenta llegó en los 18 minutos con un autogol de Jara que hacía presagiar una goleada, sin embargo, la respuesta llegaría antes del descanso, con un golazo de Alexis a los 32'.

En el complemento, el juez Howard Webb anularía un gol de Hulk (55') por considerar que el atacante bajó el balón con la mano y posteriormente, Charles Aránguiz (64') tendría una clarísima para sentenciar el triunfo, pero Julio César estuvo en su tarde más inspirada.

Tras el 1-1 en los 90 minutos reglamentarios, la batalla continuó en tiempo suplementario y mostró a una "Roja" derrochando esfuerzo, coraje y argumentos para dar el gran batacazo... Y un zapatazo de Mauricio Pinilla -que había ingresado por Vidal- en los 119' pudo significar la victoria, pero el travesaño privaría a los nuestros de un triunfo histórico.

Al final, la contienda se definió desde los lanzamientos penales y terminó nuevamente con triunfo para los brasileños, aunque esta vez no fue con "jogo bonito" ni mucho menos... Fue sufriendo al máximo, cortesía de un grupo formidable de jugadores que lo dieron todo y que por esas cosas del fútbol, no pudieron abrazar la victoria y alcanzar los cuartos de final en esta nueva aventura.